Los adolescentes diabéticos, los más reacios al tratamiento

La adolescencia siempre representa un desafío por los cambios hormonales, sexuales y emocionales a los que se enfrentan los chavales, que suelen tener un periodo de negación de la enfermedad... y los adolescentes diabéticos no se libran de ello, siempre tratando de encajar y ser aceptado por sus compañeros y no sentirse diferente al resto.

Los adolescentes con diabetes deben administrarse insulina, hacerse controles, etc., y eso hace que para evitar sentirse distinto, en ocasiones no cumplan con su tratamiento.

Se trata de momentos que viven con especial incertidumbre los padres, según advierte Juan Manuel Gómez Moreno, presidente de la Asociación Diabetes Madrid, que explica que “acuden a nosotros con muchas dudas, miedo al día a día de la diabetes, al futuro de sus hijos y, en definitiva, miedo al cambio que la diabetes pueda llevar en la vida familiar”.

Un 90 % de los niños con diabetes tiene diabetes tipo 1. Y sólo en nuestro país se diagnostican al año unos 1.200 casos en menores de 15 años, estimándose que existen alrededor de 29.000 diagnosticados. Ante sus necesidades, y la falta de psicólogos en los hospitales, esta asociación ha puesto en marcha la campaña “Mi hij@, la diabetes y yo”, durante la que se imparten charlas gratuitas de psicología para padres en centros hospitalarios.

Aunque los niños que tienen diabetes desde la infancia han ido aprendiendo a vivir con su enfermedad y a ser responsables, la adolescencia siempre supone un cambio. Los adolescentes se sienten invulnerables, creen que nunca les va a pasar nada malo, además de que para ellos el futuro no existe, sino que solo importa el “aquí y ahora”.

Manejar la adolescencia y la diabetes es una tarea complicada tanto para los padres como para el adolescente, ”pero la motivación es clave para que siga aprendiendo sobre su diabetes y quiera llevar un buen control, haciéndole ver que si se cuida podrá hacer lo mismo que sus compañeros”, afirma Gómez Moreno.

En este sentido, los expertos aconsejan trasmitir a los jóvenes que si lo que quiere es precisamente ser como los demás, lo más importante es que siga cuidando la diabetes para poder realizar las mismas actividades que el resto sin correr riesgos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS