¿Porqué 7 de cada 10 diabéticos no completa su tratamiento?

Algunos estudios estiman que entre el 70 y el 80 % de las personas con diabetes bajo tratamiento no logra alcanzar los objetivos planteados por el profesional. En este sentido, según el médico especialista en Endocrinología y Nutrición Adrián Proietti, "en los últimos congresos mundiales ya se habla de implementar un método integral para los pacientes con diabetes que incluya una mirada nutricional, psicológica, sociológica y deportiva".

Según este especialista, "la integración de las diversas ramas médicas aporta y detecta de qué manera el paciente se desenvuelve a diario, realiza tareas, cómo se comporta con su organismo para poder reducir el impacto negativo del medio ambiente sobre la enfermedad".

En concordancia con el equipo médico, es importante que la persona adopte hábitos alimentarios saludables, realice actividad física diaria y lleve una vida más activa; y esto se debe adoptar también en personas en estado prediabetes, es decir que los niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal pero no tan elevados como para considerarse diabetes. Todo esto sucede por dos factores: uno médico y otro sociocultural.

Con respecto al factor médico, según Proietti, los procedimientos por lo general sólo se focalizan en el diagnóstico y tratamiento farmacológico de la enfermedad, y además, generalmente con instrumental poco adecuado. Si a esto sumamos un seguimiento lejano por parte del paciente, obtenemos una adherencia bastante deficiente.

Por otra parte, existe un factor sociocultural, debido a que es muy fuerte la resistencia al cambio de hábitos de las personas con diabetes hacia una vida más sana, menos sedentaria y con una alimentación balanceada. "Constantemente hay una invasión de alimentos y costumbres que alientan el sedentarismo y el consumo de azucarados", ha enfatizado la doctora.

Y es que aproximadamente uno de cada siete nacimientos se ve afectado por la diabetes gestacional, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que calcula que actualmente hay en el mundo 422 millones de personas con diabetes, una enfermedad que afecta a 1 de cada 10 personas mayores a 18 años.

La doctora especialista en Nutrición Virginia Busnelli ha explicado por su parte que "hasta épocas recientes la diabetes tipo 1 era casi la única forma de presentación de esta enfermedad en los niños, pero estudios actuales informan un marcado aumento de la incidencia de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes, presentándose con mayor frecuencia entre los 10 y 14 años con predominio en el sexo femenino".

Para esta doctora "el 85 % de los niños y adolescentes con diabetes tipo 2 padece sobrepeso u obesidad, siendo el aumento de peso el mayor riesgo para padecer esta enfermedad en éste grupo etáreo. Existe también alta concordancia entre la diabetes infantojuvenil y la diabetes gestacional materna".

Busnelli considera que "actualmente todo indica que la mejor forma de prevenir a la diabetes tipo 2 es evitar la aparición de la obesidad desde la temprana infancia y aún antes en mujeres en edad fértil y en la población general, para lo cual es indispensable generar políticas públicas adecuadas y trabajar en la educación para favorecer hábitos de vida saludables y evitar el sedentarismo", para enfativar que "durante los últimos años se generó en los niños un medio ambiente favorecedor de obesidad que posa en cuatro pilares fundamentales".

Entre los factores que afectan a esta predisposición a padecer diabetes destacan:

1- La familia: predisposición genética, exceso de peso en los padres, malnutrición y falta de tiempo para cocinar, cuidadores inexpertos... etc.

2- Disminución de la actividad física: falta de actividades deportivas, menos áreas de juego, escaso juego al aire libre por calles inseguras para nuestros niños, alta disponibilidad de juegos electrónicos, computadoras y horas pantalla... etc.

3- Alimentación: los niños basan su dieta en alimentos industrializados y favorecidos por la gran publicidad de comidas hipercalóricas que constantemente los estimulan audiovisualmente generando un alto consumo de panadería industrial que suelen tener un elevado contenido de grasas, azúcares, sal, etc.. Y también abusan de bebidas azucaradas, pueden disponer rápidamente de snacks en máquinas expendedoras y consumen en exceso la famosa comida rápida.

4- La sociabilización en torno a la comida se ha perdido totalmente, y ya no se respetan los horarios, perdiendo la rutina alimentaria, salteando comidas, existiendo distintos menúes para cada comensal que se sienta a la mesa.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS