Epigenética: el futuro del abordaje de la diabetes cada vez más personalizado

La aparición de las nuevas insulinas ha permitido un mejor manejo de la diabetes, por lo que el futuro se abre a un abordaje cada vez más personalizado, tanto en prevención como en tratamiento, a través de la epigenética, según el documento El valor del medicamento en diabetes, publicado por Farmaindustria e incluido en la serie El valor del medicamento.

La diabetes es un conjunto de enfermedades caracterizado por los elevados niveles de glucosa en sangre, que es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos que consumimos. La insulina, una hormona que produce el páncreas, en las células beta de los islotes de Langerhans, ayuda a que la glucosa de los alimentos llegue a las células para usarse como energía.

Algunas veces, el páncreas no produce insulina, o no produce la suficiente, o no la usa adecuadamente y la glucosa no llega al interior de las células, lo que da lugar a que los niveles en sangre estén elevados. Los principales síntomas de la enfermedad son la constante necesidad de orinar, la sed exagerada y urgente, la sensación imperiosa y constante de hambre, la pérdida inusual de peso.

La diabetes no controlada, en la que se mantienen durante tiempo niveles altos de glucosa en sangre, da lugar a un amplio número de complicaciones que incluyen problemas cardiacos, cerebrovasculares, renales (nefropatía), oculares (retinopatía), insuficiencia circulatoria (pie diabético, úlceras tórpidas) o problemas dentales (periodontitis).

De esta manera, ell futuro del tratamiento de la diabetes se dirige hacia un abordaje personalizado de cada paciente y, según ha insistido la patronal, la epigenética jugará un papel clave en el futuro inmediato, ya que el estudio de los cambios epigenéticos, tanto en las personas pertenecientes a grupos de riesgo de diabetes como en los pacientes diabéticos, ayudará a identificar más genes candidatos, que son regulados por estos factores, y que podrían dar paso a nuevas terapias personalizadas.

También se están investigando nuevas moléculas estimulantes de las células beta pancreáticas, como los activadores de la glucoquinasa y fármacos para corregir los defectos de las células alfa y beta pancreáticas.

La investigación en agentes farmacológicos que podrían selectivamente restaurar el balance energético es actualmente una perspectiva activa para futuros tratamientos de la diabetes mellitus tipo 2. También se sigue trabajando en la obtención de insulinas que se administren por vía inhaladora, y aunque las células madre se encuentran todavía en fase de desarrollo, se dispone ya de medidores que facilitan información continua de los niveles de glucosa en sangre y en los tejidos.

Estos sensores, conectados a una bomba de insulina, en caso de hiperglucemia, activan la infusión de la dosis que precisa el paciente. La investigación avanza igualmente en relación a las células madre pluripotenciales capaces de reparar el daño de las células beta de los islotes páncreaticos en pacientes con diabetes mellitus tipo 1.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS