Se imponen los tratamientos individualizados para luchar contra la diabetes

Investigadores de todo el mundo se han reunido en la capital austriaca para debatir sobre las estrategias para afrontar la diabetes, en la XI Conferencia de Tecnologías Avanzadas y Tratamientos para la Diabetes (ATTD), un simposio que ha serv ido para repasar los retos en la gestión digital y personalizada de esta la enfermedad.

Según el profesor Bernhard Kulzer, del Instituto de Investigación Académica de la Diabetes de Bad Mergentheim (Alemania), "apenas el 6,5 % de los pacientes con diabetes en Europa alcanza los objetivos de tratamiento, a pesar de que los sistemas sanitarios son de los mejores del mundo. Y también sabemos que podemos reducir las cifras con mejores hábitos alimentarios y más actividad física y control del peso. Es un gran reto y una gran responsabilidad porque no se dan herramientas útiles y estructuradas a la ciudadanía".

En su opinión, una de las causas de esta baja cifra de control es la denominada inercia clínica, "que comienza desde la prevención. Entre otros factores, se presenta por no cambiar el estilo de vida de las personas en riesgo de diabetes, por la negación de la enfermedad, por temas relacionados con la medicación, por la depresión que puede sufrir el paciente, por su falta de formación sanitaria, por disponer de poco tiempo en consulta o por la falta de comunicación. Creo que, en general, la inercia es, en un 50% de casos, responsabilidad del médico, en un 30% del paciente y, en un 20%, del sistema. Por eso son precisos sistemas integrados para afrontar este reto".

Kulzer ha presentado en este ámbito los datos del estudio PDM-Pro Value en el que 900 pacientes manejaron mejor su diabetes tipo 2 al ser controlados de manera personalizada con diferentes regímenes de insulina. "Una de las claves fue la toma conjunta de decisiones entre el médico y el paciente, con una mejor comunicación entre ambos", ha recalcado.

Por su parte, Steven Jon Russell, profesor asociado de la facultad de medicina de Harvard, ha insistido en la importancia de la individualización de los tratamientos de las personas diabéticas, ya que opina que el control de la glucemia mediante la monitorización de la glucosa ayuda a un mejor cumplimiento, y ha anunciado que pondrá en marcha nuevos estudios que lo confirmen.

Otra de sus líneas de investigación se centra en el desarrollo de un páncreas biónico. "Pensamos comenzar un ensayo clínico a principios de 2019 y que los primeros modelos puedan empezar a utilizarse en Estados Unidos en 2020", ha anunciado. Este páncreas biónico ayuda a controlar durante 11 días los niveles de glucosa en pacientes con diabetes tipo 1, mejorando la terapia con bomba de insulina. En concreto, según han publicado los investigadores en The Lancet, el páncreas biónico controla el azúcar en sangre a través de insulina y glucagón, una hormona que aumenta los niveles de glucosa en los pacientes diabéticos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS