La inseguridad alimentaria incrementa el riesgo de padecer diabetes

Las personas que no pueden permitirse comer regularmente o comer una dieta saludable, es decir, que están sometidos a una inseguridad alimentaria, tienen más del doble del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según concluye un reciente estudio publicado en la revista PLoS ONE.

La inseguridad alimentaria se produce cuando no es posible acceder a alimentos saludables debido fundamentalmente a un presupuesto limitado, lo que suele dar lugar a tener que depender de alimentos más baratos, que habitualmente tienen un alto contenido calórico y contribuyen al aumento de peso y al aumento del riesgo de enfermedades crónicas, como es el caso de la diabetes.

El autor principal del estudio, Christopher Tait, y sus colegas analizaron los datos de una encuesta nacional de salud de 2004 que representaba al 98 % de la población canadiense. El análisis se centró en 4.739 hombres y mujeres mayores de 18 años, de los cuales 277 sufrían inseguridad alimentaria.

Los investigadores compararon a estas personas con una base de datos nacional de personas con diagnóstico de diabetes hasta el año 2016, para hacer un promedio de casi 12 años de seguimiento. Los más jóvenes, de sexo femenino, con bajos ingresos y con dietas de baja calidad tendían a tener menos seguridad alimentaria. Por el contrario, los adultos con inseguridad alimentaria eran más propensos a ser fumadores, hacían menos actividad física y tenían obesidad.

Al final del período de seguimiento, 577 participantes habían desarrollado diabetes tipo 2, con el resultadi de que los que estaban en situación de inseguridad alimentaria tenían 2,4 veces más de riesgo de aquellos que no lo eran. Además, cuando los investigadores tomaron en cuenta la obesidad, el riesgo de diabetes aún fue dos veces superior a la inseguridad alimentaria.

En este sentido, el director de la investigación ha asegurado que “nuestros resultados también ponen de relieve la necesidad de seguir vigilando este importante marcador de privaciones económicas. Esto es particularmente relevante dada la decisión de Estadísticas de Canadá para hacer la medición opcional de la inseguridad alimentaria a nivel provincial a partir de 2013, que puede ser una oportunidad para avanzar”.

Los expertos apuntan directamente a las administraciones de esta situación, y exigen que los alimentos saludables como frutas y verduras frescas, leche baja en grasa, cortes magros de carne y alimentos bajos en sodio sean subvencionados como medida para evitar la creciente incidencia de la diabetes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS