Mitos y verdades sobre la relación entre la diabetes la obesidad

Un grupo de expertos han recopilado algunos de los mitos y verdades sobre la relación entre diabetes y obesidad, a partir de los errores más comunes que detectan habitualmente entre sus pacientes.

Teniendo en cuenta que en España, según datos del Estudio Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., 2,3 millones de personas desconocen que padecen diabetes y están sin diagnosticar y que según demuestran los datos del estudio Epidemiología de la obesidad en España, el exceso de peso afecta a más del 60 % de la población, parece lógico que los expertos elijan el verano para resolver estos falsos mitos que rodean estas enfermedades tan comunes y alertar de sus riesgos, ya que es una época en la que con las vacaciones solemos descuidar un poco más nuestros hábitos saludables.

Entre los principales errores detectados por los expertos en materia de diabetes y obesidad, con sus correspondientes referencias o refutaciones, destacan:

1.- La condición de prediabético no se puede revertir, por lo que la persona diagnosticada debe empezar a controlarse el azúcar como futuro diabético. Falso: La prediabetes es una fase previa a ser diagnosticado de diabetes, por lo que es muy importante empezar a poner medidas que contribuyan a revertir esa situación, como por ejemplo, reducir el peso, mejorar hábitos alimentarios y realizar actividad física. Además, por supuesto, de realizarse un control periódico con el médico.

2.- No está demostrado que la diabetes tipo 2 y la obesidad aumentan el riesgo de sufrir un golpe de calor en verano. Falso: Las personas con obesidad y/o diabetes tipo 2 están consideradas por asociaciones como la Fundación para la Diabetes o la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, como un grupo de riesgo para sufrir golpes de calor. Pero debido al carácter silencioso de estas enfermedades y a su ausencia de síntomas hasta que se presentan de forma grave, es habitual que la persona que la sufre no se considere en riesgo.

3.- Haber tenido diabetes en el embarazo no está relacionado con el riesgo de padecer diabetes años después. Falso: Los últimos estudios demuestran que haber tenido diabetes gestacional aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2 hasta en un 50 %, es decir, 1 de cada 2 mujeres que han tenido diabetes gestacional podrían tener diabetes tipo 2 en los próximos 5 o 10 años.

4.- La diabetes tipo 2 es una enfermedad que millones de españoles desconocen que padecen. Verdadero: Según datos del Estudio Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., alrededor de 5 millones de personas son diabéticas tipo 2 en España, y de éstas, 2,3 millones desconocen que la padecen y están sin diagnosticar, convirtiendo la diabetes tipo 2 en una enfermedad silenciosa.

5.- El exceso de peso es un factor de riesgo para llegar a padecer diabetes tipo 2. Verdadero: Más del 80 % de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tiene sobrepeso y más del 50 %, obesidad. Tener exceso de peso incrementa la posibilidad de sufrir diabetes tipo 2. Ese riesgo se incrementa con cada kilo de peso que ganamos. Por cada aumento de 1 unidad del IMC, el riesgo de sufrir diabetes aumenta en casi un 10 %.

6.- Solo la medicación puede mejorar la glucosa en sangre. Falso: Según la Sociedad Española de Diabetes, perder peso, llevar una buena alimentación o realizar actividad física son algunos de los hábitos saludables que ya han mostrado efectos positivos en la reducción de azúcar en sangre.

7.- Para disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 necesitaría reducir mi peso corporal. Verdadero: Perder peso permite mejorar exponencialmente la salud de las personas obesas, ya que se reduce el riesgo cardiovascular, las cifras de colesterol y el riesgo de desarrollar otras complicaciones asociadas, como la diabetes tipo 2.

8.- Realizar 30 min de actividad física diaria y comer de forma saludable disminuye el riesgo de sufrir diabesidad. Verdadero: Están científicamente demostrados los beneficios de una alimentación correcta, variada y completa y de practicar ejercicio durante 30 minutos diarios, cinco días a la semana, entre los que destacan que favorece al control del peso y de la tensión arterial, mejora la sensibilidad a la insulina y favorece el control de la glucemia, contribuyendo a un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El objetivo de estas aclaraciones es ayudar a concienciar a la población de la importancia de luchar contra el sobrepeso y la obesidad, así como contra sus enfermedades asociadas; un proceso, en el que realizar una pérdida de peso bajo supervisión médica y adaptada a las necesidades del paciente, debe ser el primer paso a dar.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS