Un grupo de investigadores busca determinar la causa de la diabetes canina

La doctora Allison O’Kell, profesora asistente en el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Florida, se encuentra seleccionando perros con diabetes para iniciar un estudio que, a través de tres pasos, analizará la sangre de estos animales con el fin de determinar qué causa la enfermedad y la forma de predecir su aparición.

El propósito de este estudio es aprender más sobre el metabolismo y la función inmunológica de los perros diabéticos e identificar aquellas razas con alto riesgo de padecer diabetes, evaluando sus marcadores de sangre con el fin de predecir de forma temprana la aparición de la enfermedad.

Según publica la revista Animal´s Health, el estudio está planteado en tres fases. Una primera dedicada a la investigación a largo plazo de los perros diabéticos, otra de la función inmunológica de la enfermedad, y finalmente una última sobre la identificación de lo que la doctora llama “pre-diabetes”.

La primera parte del estudio se centrará en la investigación de perros adultos, mayores de un año de edad, diagnosticados con diabetes mellitus en las últimas semanas. Realizando esta investigación durante tres fases comprendidas en 12 meses, O’Kell visitará a los perros seleccionados para recopilar su historial clínico. Además, la doctora también someterá a los animales a una prueba de tolerancia a las comidas mixtas, incluyendo alimentos líquidos, tras las que extraerá una muestra de sangre y otra de orina para evaluar la función pancreática y otros marcadores metabólicos de estos perros.

En la segunda etapa del estudio, O’Kell hará una lectura del azúcar en sangre de estos perros a través de una analítica bioquímica, para finalmente intentar descubrir cómo prevenir el desarrollo de la diabetes canina. Para ello escogerá una muestra de perros de mediana edad y que tienen riesgo de padecer la enfermedad como las razas Samoyedo, Husky siberiano, Schnauzer miniatura, Caniche toy y Fox Terrier, entre otros.

Esta parte del estudio consistirá en una visita cada 6 meses durante 4 años donde se medirán los niveles de fructosamina, evaluando qué perros diabéticos tienen un mayor riesgo de salud debido a la enfermedad.

Según O’Kell, la diabetes mellitus es un importante problema de salud ya que "se trata de una enfermedad que destruye las células del páncreas, originando la escasez de insulina, responsable de disminuir los niveles de azúcar en sangre". La doctora ha indicado que la diabetes canina es similar a la diabetes de tipo 1 que sufren las personas ya que "su causa puede deberse a un ataque del propio sistema inmunitario contra las células del páncreas, o dicho de otra forma, por un proceso de autoinmunidad". Por todo ello, la doctora considera que la detección de perros con riesgo de diabetes o que se encuentran en las primeras fases de la enfermedad es clave para "descubrir la causa y administrar de forma temprana un tratamiento eficaz".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS