Fármacos regulados por luz servirán para tratar la diabetes

Un simposio internacional de fotofarmacología que celebrado recientemente en Vic (Barcelona) ha establecido las bases para aplicar en un futuro próximo fármacos regulados por luz en pacientes con diabetes y otras enfermedades.

En el simposio, en el que el científico coreano Jae-Wong Jeong ha presentado un microsistema implantable en el cuerpo controlado por bluetooth que regula la liberación de fármacos fotosensibles, los expertos han augurado que estas patologías se podrán tratar con fotofarmacología.

El simposio, organizado por la Universidad de Vic, el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) y el Instituto de Química Avanzada de Cataluña (IQAC-CSIC), ha reunido durante dos días a 130 profesionales de 15 países, entre ellos a los principales referentes mundiales en fotofarmacología, una rama emergente de la ciencia que usa la luz para controlar la actividad de los medicamentos.

El encuentro se han presentado las principales novedades en fotofarmacología y una de las ponencias que ha provocado más impacto ha sido la de Jae-Wong Jeong, del Korea Advanced Institute of Science and Technology, que ha presentado microsistemas implantables regulados por bluetooth, que controlan la liberación localizada de un medicamento.

Jeong ha explicado que este microsistema, que por sus reducidas dimensiones se puede implantar en el tejido subcutáneo, ya se ha probado con éxito en ensayos con animales. El aparato puede tener aplicaciones para tratar, aparte de la diabetes, el dolor crónico, ajustando la dosis exacta a las necesidades del paciente, y reduciendo los efectos secundarios del fármaco.

De la aplicación de la fotofarmacología para tratar el dolor crónico ha hablado Cyril Goudet, del Instituto de Génomique Fonctionelle (IGF), que trabaja en controlar el dolor a partir de identificar y tratar con fotofarmacología sólo los receptores cerebrales que son relevantes para su transmisión.

Otros de los trabajos presentados avanzan en la cura de la ceguera con medicamentos fotosensibles. Uno de los investigadores en este campo, Michael Telias, de la University of California Berkeley, ha explicado cómo esta patología ya se ha revertido en animales implantando moléculas fotosensibles en la retina que actúan como sensores artificiales de luz, y unidas a las neuronas que sobreviven a la degeneración de la retina, reactivan el proceso biológico que permite restablecer la vista.

También sobre este campo ha hablado Dirk Trauner, de la New York University, que desarrolla compuestos con actividad farmacológica regulada reversiblemente con luz, es decir, que se activan y se desactivan como un interruptor, y que por eso se conocen como photoswitches (fotocommutadores).

También Romain Quidant, profesor del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) de Barcelona, que desarrolla nanopartículas que se calientan de forma localizada con la luz, ha afirmado que, en oncología, se puede usar este calor para atacar y destruir las células tumorales.

El encuentro de Vic ha dado continuidad al primer simposio de fotofarmacología, que tuvo lugar en el Centro Médico de la Universidad de Groningen (Holanda) en febrero de 2017, impulsado por los equipos de Wiktor Szymanski y Ben Feringa, Premio Nobel de Química en 2016, que también han participado en esta segunda edición.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS