Investigan con nanopartículas de plata para encontrar un tratamiento efectivo del pie diabético

El pie diabético es una de las complicaciones más comunes de la diabetes causada por una falta de sensibilidad en los pies que puede convertirse en úlceras o infecciones y, en casos graves, puede llegar a la amputación.

César Almonaci Hernández es un médico de familia mexicano pertenceciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que ha iniciado una colaboración con la Red Internacional de Bionanotecnología con Impacto en Biomedicina, Alimentación y Bioseguridad (Bionn), una red temática del Conacyt integrada por científicos de distintos países que colaboran en la búsqueda de aplicaciones para nanopartículas de plata.

Almonaci, que suele utilizar productos desarrollados por la Bionn con nanopartículas de plata, ha explicado que “hemos tratado a muchos pacientes, candidatos a cirugía para amputación, y muchos de ellos han logrado salvar el pie aplicando nanopartículas de plata todos los días”. Hasta la fecha ha tratado a aproximadamente 400 pacientes, todos ellos adultos con diabetes tipo 2, y a aquellos que no presentan anemia y cuentan con grados bajos de insuficiencia arterial son considerados susceptibles a la efectividad del tratamiento que conlleva la utilización de las nanopartículas de plata, ya sea mediante un gel de aplicación tópica o una fórmula líquida.

La práctica ha mostrado que estas nanopartículas de plata no solamente están limpiando, úlceras sino que logran la curación y cierre. En este sentido, Almonaci ha comentado que “el tratamiento de nanoplata no solamente es aplicar nanoplata sino hacer dieta, control del azúcar, control de la presión, ejercicio”.

Normalmente, la aplicación de las nanopartículas de plata para la curación del pie diabético se hace en intervalos de 24 horas; sin embargo, si la herida está muy contaminada, el médico sugiere aplicarlas dos veces al día. Almonaci ha destacado que una herida infectada, con el tratamiento tradicional de las instituciones de salud pública tardará entre seis y ocho meses en curarse; mientras que con las nanopartículas de plata han observado una recuperación en plazos de tres a cuatro meses.

Aunque con las nanopartículas de plata han documentado la reducción de los tiempos para curar el pie diabético, el proceso implica también realizar estudios que descarten anemia, insuficiencia renal, así como modificar la dieta del paciente y erradicar tabaquismo, alcoholismo o cualquier otra adicción.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS