Los medicamentos para la diabetes, los que más intoxicaciones provocan en menores

intoxicacionesCada vez más niños llegan a las salas de emergencias con una intoxicación accidental con fármacos de venta bajo receta, según un estudio realizado en Estados Unidos, que demuestra que los analgésicos y los sedantes poderosos, incluidos los que se usan para dormir y los relajantes musculares, causan gran parte de esas intoxicaciones, que suelen ocurrir cuando los niños toman solos los medicamentos y no por error de los padres.

Destaca del estudio la constatación de que la intoxicación con los remedios de acción prolongada para la diabetes provocó la tasa más alta de internamiento y lesiones... y es que la mitad de los niños que los habían tomado quedaron internados en observación y uno de cada cinco sufrió una lesión moderada o grave.

Para el doctor Eric Lavonas, del Centro de Fármacos y Envenenamiento de Rocky Mountain, en Denver, ajeno al estudio, "el mensaje es que tenemos que lograr que los niños estén lejos de los fármacos en el hogar". El equipo del doctor G. Randall Bond, del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, en Ohio, reunió información de todas las consultas telefónicas de las salas de emergencias a los centros de control de intoxicaciones de Estados Unidos después de que un niño sufriera una intoxicación por uso accidental de un medicamento.

En el período 2001-2008 se registraron unas 544.000 consultas sobre menores de 5 años; 454.000 se atribuyeron al uso de un solo fármaco. La mayoría de los niños atendidos en salas de emergencias no enfermó gravemente, pero el equipo registró 66 muertes durante el período estudiado, según publica el equipo en The Journal of Pediatrics.

En ese lapso, la cantidad de niños atendidos en salas de emergencias por una intoxicación accidental aumentó un 30 %. También creció la frecuencia de las hospitalizaciones y las lesiones. Eso es, posiblemente, por el aumento reciente de la cantidad de fármacos que la población tiene en el hogar, incluidos los analgésicos opioides, los antihipertensivos y los medicamentos para la diabetes.

La causa más común de consulta de las salas de emergencias fue el uso de medicamentos de venta bajo receta, como sedantes y opioides, incluida la oxicodona, y fármacos para el corazón.

Entre estos, destacó la intoxicación con los remedios de acción prolongada para la diabetes. Bond destacó que los remedios actuales son más poderosos que antes: una dosis podría ser muy peligrosa para un niño.

Por eso, Rieder recomendó que los padres tomen más precauciones y guarden los medicamentos fuera del alcance de los chicos a partir de los 9 meses de edad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS