Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Una diabetes mal controlada puede generar la enfermedad de las encías sangrantes

enciassangrantesLos diabéticos que estén mal controlados pueden padecer tres veces más riesgo de sufrir periodontitis, lo que supone que la unión entre estas dos enfermedades podría aumentar hasta entre tres veces más el riesgo de mortalidad cardio-renal, que aquellos que no padecen la enfermedad de las encías.

Así lo ha manifestado el doctor Héctor J.Rodríguez Casanovas, miembro de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

La periodontitis o enfermedad de las encías es una patología infecciosa causada por algunas bacterias, aunque también se ve influida por otros factores genéticos, ambientales o incluso locales. Por ello, los expertos han querido hacer una reflexión sobre los peligros que tienen las personas con una diabetes mal controlada ya que podría provocarles periodontitis a consecuencia de una “respuesta inflamatoria exacerbada” frente a las bacterias presentes en la encía, que “destruye el tejido que soporta los dientes”.

Rodríguez Casanovas ha asegurado que “las enfermedades de las encías se asocian con un peor control del nivel de azúcar de los diabéticos” y ha precisado que “este fenómeno aparece porque la periodontitis puede iniciar o aumentar la resistencia a la insulina de una manera similar a como lo hace la obesidad, al favorecer la activación de la respuesta inmune sistémica iniciada por las citoquinas, proteínas que regulan la función de las células”.

Este estudio se ha publicado en la National Health and Nutrition Survey y ha sido realizado en Estados Unidos.

Por su parte, el experto ha lamentado que las personas mayores que tienen este tipo de diabetes y que padecen periodontitis consideren esta enfermedad bical de “manera natural” y por ellos “no acudan al dentista”. Por todo ello, Rodríguez Casanovas ha explicado que “los profesionales de la salud bucal tienen una gran oportunidad de identificar diabetes no diagnosticada o prediabetes en pacientes odontológicos, y referir a esos pacientes a la consulta del médico o especialista”.

Estilo de Vida