Cuando de padece diabetes insípida...

Cuando hablamos de diabetes solemos referirnos a la diabetes mellitus, es decir, de la enfermedad metabólica que ocurre por la ausencia o falta de acción de la insulina. Sin embargo, hay otra diabetes denominada diabetes insípida en la cual la insulina no es responsable de nada.

La diabetes insípida es una enfermedad poco frecuente en la cual el equilibrio de líquidos se ve afectado. Concretamente los riñones no son capaces de concentrar la orina y retener líquidos como lo hacen habitualmente.

Según expertos de la Clínica Mayo, los síntomas principales de la enfermedad son polidipsia o mucha sed y poliuria o excreción de un gran volumen de orina a lo largo del día. Esta orina está muy diluida debido a la falla en los riñones.

Por estos síntomas que comparte con la diabetes mellitus, se le denomina diabetes, pero en esta afección la insulina no es responsable de nada sino que se produce por un déficit de hormona antidiurética o vasopresina o bien, por la insuficiencia del riñón por responder a la acción de dicha hormona.

Así, puede ser una diabetes insípida central o nefrogénica, respectivamente. La diabetes insípida central puede ser de origen genético o producirse a causa de una infección o traumatismo craneal que afecte el funcionamiento de la hipófisis o del hipotálamo, también podría deberse a tumores en dicha área.

Por otro lado, la diabetes nefrogénica también puede deberse a un defecto genético que impide el buen funcionamiento de los túbulos renales, aunque es más frecuente que se origine por medicinas como el litio o antivirales o bien, por enfermedades renales de otro tipo.

En el caso de la diabetes insípida central en que hay un déficit de hormona antidiurética, la solución es la administración de la misma o bien, la eliminación de la causa. Así si se trata por ejemplo, de un tumor o una infección lo que originó la enfermedad será necesario neutralizar los mismos.

Si es una diabetes insípida nefrogénica, podría ser necesario suspender el tratamiento con medicinas como el litio o antivirales, o bien, ingerir medicamentos que disminuyan la diuresis.

También puede ser necesario ingerir mucha agua para equilibrar líquidos en el organismo, ya que de no tratarse esta enfermedad, podría ocasionarse deshidratación severa en el cuerpo así como desequilibrios de electrolitos que pueden resultar fatales.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS