Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

La capacidad de la Vitamina D para reducir el riesgo de padecer diabetes

La Vitamina D ha alcanzado gran importancia como micronutriente que siempre ha tenido una connotación clave para la salud, pero que se ha multiplicado exponencialmente con la pandemia del Covid-19, y que guarda un fuerte vínculo con la diabetes.

 

Con la pandemia, los sanitarios tuvieron que hacer frente al ingreso en los hospitales de un número sin fin de pacientes, y los especialistas médicos comenzaron a probar diferentes tratamientos para reducir los síntomas del virus, al tiempo que la comunidad científica se puso manos a la obra para conocer la actividad del SARS-Cov-2 y qué elementos podrían ser eficaces para hacerle frente.

Enseguida algunos estudios comenzaron a descubrir que hasta el 80 % de los pacientes hospitalizados con Covid-19 presentaban déficit de Vitamina D, de manera que, aquellos que mostraban carencia de este micronutriente, ofrecían un pronóstico más grave.

Según un trabajo de investigación realizado por la Universidad de Cantabria, está demostrado que los tratamientos basados en vitamina D producen efectos esperanzadores en pacientes hospitalizados por Covid-19., evitando fallecimientos y reduciendo los ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Junto con esto, la vitamina D también ha ovenido ofreciendo distintas evidencias de su capacidad para reducir el riesgo de tener diabetes, tanto en niños como en personas adultas. De esta manera, un meta análisis de cinco estudios complementarios ha demostrado que niños que consumían suplementos de vitamina D presentaban una posibilidad significativamente menor de tener diabetes tipo 1.

En este estudio participaron niños de varios países de Europa, que recibieron suplementos de vitamina D durante un tiempo determinado, mostrando un riesgo en torno al 29 % menos de tener diabetes a lo largo de su vida.

Por otra parte, en otro estudio complementario a este análisis, se pudo comprobar como niveles bajos de vitamina D o un limitado consumo de este micronutriente, supone un riesgo aumentado en la población adulta de desarrollar diabetes tipo 2; al tiempo que otro de estos estudios se basó en analizar a diferentes grupos de mujeres durante 20 años, uno de los cuales recibió un suplemento de vitamina D a lo largo de esos años, mientras que el resto no lo hizo.

Pues bien, los resultados finales arrojaron que las mujeres que consumieron vitamina D con mayor asiduidad mostraban un 23 % menos de riesgo de desarrollar diabetes, en comparación con aquellas que no recibieron el suplemento de este micronutriente.

Asi las cosas, investigadores de un estudio alemán ha explicado por qué un consumo adecuado de vitamina D puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes a lo largo de nuestra vida, tanto niños como adultos, y esto es debido al poder antiinflamatorio de este micronutriente, que además está vinculado a la liberación de insulina, lo que supone un hecho de vital importancia para las personas con diabetes.

Con todo, la comunidad científica y farmacológica sigue trabajando y analizando los efectos potenciales de la vitamina D para los pacientes con diabetes, siempre teniendo en cuenta  la característica anfiinflamatoria de esta vitamina y su asociación con la liberación de insulina, lo que abre un abanico esperanzador como tratamiento eficaz frente a la diabetes.

Estilo de Vida