Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Describen la dieta ideal para los diabéticos

Cuando a un diabético le diagnostican esta enfermedad, lo normal es que piense que no va a poder consumir los alimentos que más le gustan, sin embargo, la clave será consumir una amplia variedad de alimentos saludables, en unas cantidades establecidas en su plan de alimentación, pudiendo darse algún capricho, auqnue eso sí, sin abusar.

 

De esta manera, entre las comidas más recomendadas para los diabéticos por parte de los expertos se encuentran verduras, frutas, legumbres, proteínas, lácteos descremados y bajos en grasa, y por último, grasas saludables como el aguacate o aceite de oliva.

Por contra, entre los alimentos que se deben evitar se encuentran alimentos fritos y altos en grasas saturadas, alimentos con un alto contenido de sal, dulces y bebidas con azúcar agregada.

Así las cosas, seguir una dieta equilibrada siguiendo esos parámetros, ayudará a los diabéticos a controlar su enfermedad, y también puede ayudar a prevenir la aparición de la misma.

El 80 % de las personas con diabetes de tipo 2 tienen problemas de obesidad, lo que supone que es un claro factor en la aparición de esta enfermedad, motivo por el que si mantenemos una dieta equilibrada podremos ayudar a prevenir la diabetes.

Las principales sociedades científicas para el control de esta enfermedad recomiendan, además del control del azúcar en sangre, mantener niveles normales de colesterol, triglicéridos en sangre y presión arterial. Para ello, es bueno potenciar los alimentos con índice glucémico bajo/medio como las legumbres, las verduras y los cereales integrales, así como una dieta rica en fibra vegetal, que también puede ayudar a reducir el riesgo cardiovascular y alcanzar un peso corporal adecuado.

Por otra parte, el alcohol no es nada recomendable para una persona que padezca diabetes, ya que entorpece la liberación de glucosa por el hígado, y además, puede originar hipoglucemias intensas.

Otra cosa que se deben evitar, para sorpresa de muchos, son los productos dietéticos. En este sentido Laura González, responsable de Nutrición y Salud de Nestlé ha explicado que “es un error pensar que las personas diabéticas pueden consumir libremente los productos etiquetados como tolerados por diabéticos”, ya que muchos de esos alimentos se elaboran con fructosa, que al ser más dulce que el azúcar común se utiliza en menor cantidad, pero no deja de ser un azúcar. No habría problema en incluirlos en la alimentación si se conoce su composición y se realiza el cálculo correspondiente.

Por otra parte, el paciente diabético puede comer prácticamente de todo en las cantidades prescritas, aunque deben prestar atención a determinados alimentos. En este sentido, la nutricionista ha advertido sobre las piezas frutas, ya que no todas contienen la misma cantidad de azúcares, concluyendo que “debemos tener especial cuidado con las raciones. Una manzana pequeña será una ración, mientras que para el plátano o el mango la ración será medio”.

Estilo de Vida