Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Descubren un incremento de las complicaciones por diabetes en niños durante la pandemia

Los niños parecen estar generalmente menos afectados por la Covid-19 que los adultos, sin embargo, un estudio del Hospital Infantil de Los Ángeles muestra que la pandemia podría estar afectando a la salud de los más pequeños de forma inesperada.

 

La investigación, publicada en la revista Diabetes Care, revela un aumento de pacientes que presentan cetoacidosis diabética, una complicación grave de la diabetes tipo 2 que pone en peligro la vida, y que según la doctora Lily Chao, directora médica interina de diabetes en el Hospital Infantil de Los Ángeles, "se produce cuando los niveles de insulina en la sangre descienden demasiado durante mucho tiempo. La insulina ayuda al cuerpo a utilizar la glucosa. Así que cuando no hay suficiente insulina, el cuerpo comienza a descomponer la grasa como fuente de energía".

Este proceso provoca niveles peligrosamente altos de ácidos en la sangre, y si no se trata, puede provocar edema cerebral, un coma o incluso la muerte, de froma que, según reconoce la doctora Chao, autora principal del artículo, "los niños vienen con deshidratación y CAD. Pero la CAD es prevenible y reversible si se trata a tiempo y de forma adecuada".

Los investigadores se dieron cuenta de que cada vez más pacientes llegaban con CAD y diabetes tipo 2: "solíamos ver unos pocos casos de CAD en la diabetes tipo 2 al año y de repente estábamos viendo un pico, así que empezamos a llevar un registro. Ahora tenemos las cifras que confirman que hay más niños con diabetes tipo 2 que presentan esta complicación tan grave de la CAD", apunta ladoctora.

Un año después de la pandemia, muchos niños están acostumbrados a llevar mascarillas y a asistir a clases on-line, pero también les han afectado otros cambios. De esta forma es posible que haya menos niños que acudan a la consulta del médico para sus exámenes rutinarios, posiblemente debido al miedo que pueden sentir las familias a la exposición al SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19.

Pero además de la falta de visitas al médico, pueden intervenir otros factores, como una menor actividad física durante el confinamiento o un menor acceso a alimentos frescos y saludables, aunque también puede haber una relación biológica entre la exposición al virus y la diabetes.

En este sentido, la doctora Senta Georgia, investigadora del Instituto de Investigación Saban del Hospital Infantil de Los Ángeles, ha detallado que, "definitivamente hay una relación entre la COVID-19 y la diabetes. No sabemos si el SARS-CoV-2 infecta las células secretoras de insulina del páncreas. Hay algunos informes sobre la relación entre la COVID-19 y la diabetes en adultos, pero hasta la fecha no se ha publicado ningún estudio pediátrico".

Futuros estudios traslacionales y clínicos podrán determinar si el aumento de la CAD en los pacientes podría estar causado por la infección por el SARS-CoV-2, por lo que el equipo espera que estos hallazgos aumenten la vigilancia. "Es fundamental que los pediatras reconozcan que cuando un niño presenta síntomas de diabetes, debe ser evaluado de inmediato. Cuanto antes veamos a estos niños, más posibilidades tendremos de prevenir la CAD", ha remachado Chao.

Estilo de Vida