Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

6 de cada 10 diabéticos de tipo 1 aprenden por sí mismos a adaptar su tratamiento a la práctica deportiva

El 61 % de los diabéticos de tipo 1 afirman haber aprendido por sí mismas a adaptar su tratamiento a la práctica deportiva, según concluye la encuesta Diabetsport realizada por los doctores Manuel Gargallo, Cristina Tejera y Javier Escalada, con la colaboración de la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk (FDNN) y el apoyo de la Asociación Española para el Deporte con Diabetes (AEDD).

 

En la encuesta participaron más de 300 personas con esta enfermedad y sus resultados han sido presentados en el marco del Diabetes Experience Day Virtual que se ha celebrado recientemente.

En palabras de Patricia González, presidenta de la Asociación Española para el Deporte con Diabetes y cofundadora del Team One, “el tratamiento se puede adaptar a cualquier práctica deportiva. La diabetes es una enfermedad muy personal y nadie mejor que uno mismo para ir viendo cómo hacer los ajustes en función de los resultados que se van obteniendo. Además, hoy en día gracias a la tecnología es más fácil controlar las posibles subidas y bajadas. En cualquier caso, el asesoramiento médico es imprescindible”.

Destaca el hecho de que el 73 % de los encuestados ya practicaba deporte en el momento del recibir el diagnóstico, aunque es habitual que, al recibir éste, la persona sienta miedo o temor a seguir practicando el deporte que habitualmente hacía. De esta manera, según ha incidido el doctor Manuel Gargallo, especialista en endocrinología y nutrición del Hospital Universitario Infanta Leonor y la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, “es clave que los profesionales transmitamos que la diabetes es compatible con la práctica deportiva, apoyando y asesorando al paciente. Pero, si bien el deporte es un pilar fundamental para el control de la enfermedad, todavía carecemos de suficiente información al respecto, lo que hace que aún haya médicos poco sensibilizados con el tema”.

De hecho, un 30 % de encuestados dice no sentirse apoyado por su médico para realizar deporte, por lo que resulta importante contar con herramientas como la Guía de Recomendaciones Clínicas para la Práctica del Deporte en personas con Diabetes Mellitus (RECORD), que acaba de actualizarse, y que permite una orientación a la hora de asesorar a los pacientes sobre pautas de terapia y control para hacer deporte.

Esta Guía ha sido elaborada por el Grupo de Trabajo de Diabetes Mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), con la colaboración de Novo Nordisk, y destaca los beneficios del deporte para la diabetes, tales como un mejor control de la enfermedad y sus factores de riesgo.

Según corrobora Patricia González, “el deporte me ayuda a llevar una vida mucho más controlada en la convivencia diaria con la diabetes. Me permite evitar tener muchos picos de glucemia o reducir las necesidades de insulina, entre otras cosas. En definitiva, me hace más fácil tener diabetes”.

Un 66 % de personas aseguran hacer deporte de forma regular, incluso desde hace más de veinte años (41,8 %). Entre los deportes más comunes están correr (52,5 %), el ciclismo (42,1 %) y el senderismo (39,5 %).

En general, para que la práctica deportiva tenga un impacto significativo en el control de la enfermedad dentro de los objetivos, el doctor Gargallo aconseja que, “hay que hacer, al menos, 150 minutos semanales de ejercicio, aquel que más te guste. El nivel de exigencia tiene que adaptarse a cada persona y el límite es el sentido común”.

Hacer deporte en las personas con diabetes no está exento de riesgos. Por ejemplo, existen posibilidades de tener una hipoglucemia, bien durante la práctica de ejercicio o entre las 4-24 horas después de haber acabado. Para evitarlo, el doctor recuerda que, “antes de iniciar cualquier deporte hay que hacer una valoración previa para asegurarnos que no hay ningún tipo de contraindicación. Luego, durante la realización de ejercicio es muy importante tener muy claro cuáles son los ajustes insulínicos, así como la ingesta de suplementos o hidratos de carbono. Y tras haber terminado, ser consciente de que sigue habiendo un riesgo de tener una hipoglucemia”.

También es importante, aunque no es un condicionante, el tipo de tratamiento que se sigue. En este sentido, de los encuestados, un 74,3 % seguía un tratamiento con dosis múltiple de insulina, frente a un 25,7 % con bomba de insulina.

Sobre ello, el doctor ha comentado que, “en deportes acuáticos o de contacto, como el fútbol, la bomba es más complicado mantenerla, pese a las buenas prestaciones que ofrece en cuanto a flexibilidad y ajuste de dosis”.

La Fundación para la Diabetes Novo Nordisk es una entidad privada sin ánimo de lucro que aúna los más de 20 años de actividad de la española que tiene la misión de contribuir al mejor desarrollo de la sanidad española favoreciendo la generación y divulgación del conocimiento al servicio de los ciudadanos y, concretamente, a los que padecen diabetes, sirviendo como foro de encuentro de todos los colectivos implicados en la diabetes y mejorando la vida de las personas con diabetes a través de una mejor educación para la salud y del desarrollo de una sociedad más saludable.

Estilo de Vida