Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Un diabético aspira a superar un Ultraman: 10 kmts. de natación, 400 kmts. en bicicleta y 85 kmts. de carrera a pie

Cuando José Antonio Fernández, más conocido como Nene, cumplió 28 años, el médico que le diagnosticó diabetes tipo 1 y le prohibió hacer deporte, pero él no lo aceptó a la primera, y ahora intentará superar un Ultraman recorriendo un total de 10 kilómetros a natación, 400 kilómetros en bicicleta y 85 kilómetros de carrera a pie.

 

Nene quiere demostrar que todo es posible para una persona con diabetes tipo 1, siempre que se cuide, por lo que se ha propuesto hacer ver a quien convive con la misma enfermedad que él, que no hay que ponerse barreras. Por esta razón, entre el 28  y el 30 de mayo intentará superar un Ultraman en el que recorreará nada menos que de 10 kilómetros a natación, 400 kilómetros en bicicleta y 85 kilómetros de carrera a pie, hasta llegar al estadio del Sevilla FC, donde le recibirán familiares, amigos y todo aquel que quiera sumarse.

«Si a alguien le da miedo salir a andar una hora al día, que piense que con la misma patología yo puedo hacer la barbaridad que me he propuesto», anima José Antonio, que no es la primera vez que ese enfrenta a una prueba de estas características, ya que en 2015 se convirtió en la primera persona con diabetes tipo 1 en finalizar un Ultraman.

Pero no se quedó ahí, y en 2018 recorrió 1.000 kilómetros en 72 horas encima de una bici a beneficio de Anidis.

Este año, la prueba tendrá también un componente benéfico, ya que Nene se propone el ambicioso objetivo de captar 3.000 € y donarlos a la ciencia a través de la Fundación DiabetesCero, una captación de fondos que se realizará a través de la plataforma de micromecenazgo Mi Grano de Arena.

Cuando Nene hace una actividad física de gran envergadura, debe tener todo minuciosamente controlado. De esta anera asegura que «el mareo que le puede dar a un deportista por un sobreesfuerzo a mi me afectaría multiplicado por mil, por eso tengo que hacer mil ecuaciones a cada instante», al tiempo que afirma que «si en la diabetes tienes que tener un manejo de la enfermedad brutal, con el deporte es rizar el rizo».

Pero por contra, indica que ahora está en mejor forma que nunca, precisamente por una mejor alimentación y más horas de descanso, lo que le anima aeeguir en esa lucha por visibilizar la enfermedad y dar fuerza y ánimos a quien la tiene. «Quedo para tomar café con personas que me llaman con dudas, amigos de amigos, para hablarles desde mi experiencia y sin meterme en temas médicos», ha afirmado.

Una de esas últimas llamadas fue con el padre de un bebé con diabetes, completamente perdido, que ahora acude a la sala de entrenamiento donde trabaja Nene y ya son  amigos.

Este thriatlón arrancará  en Sevilla el 28 de mayo con 10 km a natación en la piscina municipal del Parque Alcosa y 160 km en bicicleta saliendo desde Sevilla capital.

Estilo de Vida