Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

¿Conoces las situaciones que alteran los niveles de glucemia...?

Los diabéticos deben extremar al máximo el control sobre su alimentación con el objetivo de evitar cambios bruscos en sus niveles de glucemia, pero existen determinados hábitos que intervienen en estos valores de glucosa en sangre.

 

 

Monitorizar adecuadamente y controlar los niveles de glucemia parece sencillo, pero en realidad no lo es, a lo que se une el hecho de que para las personas con diabetes supone algo vital para su salud, ya que cuando se presentan valores elevados de glucosa en sangre, se podría derivar en otro tipo de enfermedades.

A esto hay que añadir que no solo las personas con diabetes deben controlar los niveles de glucemia en sangre, sino que para cualquier persona en cualquier situación también resulta conveniente controlar las subidas o bajadas drásticas en estos niveles de azúcar en sangre, ya que tan perjudicial es contar con valores elevados, como con niveles demasiado bajos de glucemia en el organismo.

Encontrar un término medio y conseguir unos valores óptimos, pueden evitar la aparición de otro tipo de problemas en la salud. De esta manera, la Sociedad Española de Diabetes (SED) considera valores normales aquellos que oscilan entre 70 y 105 mg/dL, aunque en los niños pequeños se establece un baremo de 40 a 100 mg/dL.

Cuando una persona ofrece valores de glucosa menores de 40-50 mg/dL se conoce como hipoglucemia y cuando se elevan por encima de 128 mg/dL hablamos de hiperglucemia, quedando claro que ninguno de estos dos casos es adecuado para la salud de las personas.

La alimentación es el principal factor que influye en los niveles de glucemia de una persona, ya que existen alimentos que contribuyen a aumentar considerablemente los valores de glucosa en sangre, y otro tipo de productos que conllevan el descenso de esos niveles de azúcar. En este sentido, conviene recordar que las personas con diabetes no tienen prohibido el consumo de ningún alimento, sin embargo, si será necesario que limiten ciertos alimentos con el objetivo evitar alteraciones en los niveles de glucemia perjudiciales para su condición de salud.

Además de la alimentación, también existen otras situaciones en la que los valores de glucemia se pueden ver seriamente modificados, tales como el estrés por enfermedad aguda, el infarto cardiaco, la anestesia general o el infarto cerebral. Además, durante el embarazo puede haber una alteración transitoria que podría llgar a convertirse en permanente,  lo que es conoce como diabetes gestacional.

Entre los tratamientos para estas situaciones destacan los sueros en vena, debido a que contienen dextrosa (azúcar) entre su composición, pero también pueden utilizarse medicamentos antidepresivos, hormonas femeninas o medicamentos antihipertensivos.

Por otra parte, el alcohol y los analgésicos pueden contribuir a disminuir los niveles de glucemia, y no solo las personas con diabetes pueden ver aumentada la glucemia con facilidad ante el consumo de determinados alimentos o llevar a cabo diversos hábitos, ya que los valores de glucosa también pueden aumentar en las  circunstancias como la diabetes mellitus, las enfermedades renales, la feocromocitoma, el hipertiroidismo, la pancreatitis aguda, el síndrome de Cushing, o los tumores de páncreas.

Estilo de Vida