Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

¿Cómo afectan los niveles de glucemia a la salud de los riñones...?

Las personas con diabetes deben llevar a lo largo de su vida un control adecuado de su enfermedad, ya que en caso de no realizar una vida acorde con su enfermedad pueden surgir nuevos problemas o enfermedades de forma derivada, por lo que regular los niveles de glucemia en el organismo se convierte en un factor clave, sobre todo en el caso de los riñones.

Cuando una persona lleva diagnosticada con diabetes mucho tiempo, aumenta el riesgo de sufrir algún tipo de daños en los riñones, y esto sucede a causa de diferentes factores, como que este tipo de pacientes tienen demasiada azúcar en sangre y no controlan sus niveles de glucemia, por lo quetendrán un riesgo mayor dedesarrollar cualquier tipo de enfermedad en los riñones.

En esta línea, desde el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases han desgranado una serie de factores que pueden incrementar los problemas en los riñones en caso de diabetes, entre los que destacan una presión arterial alta, fumar, no seguir un plan alimenticio acorde con la diabetes, comer alimentos con alto contenido en sal, llevar a cabo una vida sedentaria y no realizar actividad física con regularidad, tener sobrepeso, presentar problemas de corazón, o tener antecedentes familiares con problemas de riñones.

Por regla general, las personas que desarrollan una enfermedad de los riñones a causa de la diabetes no presentan ningún tipo de síntomas, lo que trae consigo una mayor dificultad a la hora de establecer un diagnóstico temprano sobre la patología en cuestión. De esta manera, la única manera de determinar la existencia de una enfermedad renal a causa de la diabetes es mediante la realización de pruebas en un laboratorio médico.

Así las cosas, los especialistas suelen utilizar en primera instancia análisis de sangre y orina para conocer si de verdad existe una enfermedad en los riñones causada por la diabetes, unas pruebas que buscarán determinar si existe albúmina en la orina y si los riñones filtran bien la sangre.

De esta forma, las personas que tienen diabetes tipo 2 o han tenido diabetes tipo 1 durante más de cinco años, deben controlar sus niveles de glucemia y realizar una prueba cada año para asegurarse de que los riñones no presentan ningún tipo de daño.

En cualquier cas, resulta conveniente que los diabéticos lleven a cabo una serie de hábitos concretos para prevenir el desarrollo de una enfermedad en los riñones derivado de la propia diabetes; y en este sentido, una de las acciones fundamentales es mantener un equilibrio saludable tanto en los niveles de glucemia como en la presión arterial.

Realizando un control adecuado de estas dos variantes, el riesgo de daño renal causado por diabetes descenderá de forma considerable, por lo que resultará muy adecuado establecer un estilo de vida saludable que se base en una alimentación sana y equilibrada, así como llevar a cabo ejercicio físico con regularidad.

Además, será fundamental tomar los medicamentos y fármacos indicados como tratamiento en cada momento por el especialista médico, que ayudará no solo a limitar el riesgo de enfermedad renal causada por la diabetes, sino que además traerá consigo un mejor estado de la salud en general.

Estilo de Vida