Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

¿Porqué los pistachos son ideales para los diabéticos...?

Diversos estudios científicos apuntan que el consumo regular de pistachos por parte de los diabéticos disminuye la resistencia a la insulina, y sugieren un papel potencialmente protector contra el desarrollo de la diabetes del tipo 2.

 

De esta manera, los estudios realizados hasta la fecha demuestran que consumir un puñado diario de pistachos, en el marco de una dieta saludable, ayuda a reducir los efectos de la diabetes y a prevenirla. A continuación, destacamos porqué el pistacho ayuda a controlar los niveles de glucosa:

  • Equilibra los niveles de azúcar en sangre

Según un estudio realizado por la Dra. Mónica Bulló, Profesora Investigadora en la Unidad de Nutrición Humana del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, los pistachos combaten la diabetes tipo 2, reduciendo los niveles de glucosa en la sangre. “Se ha demostrado que el consumo de pistachos disminuye el incremento de los niveles de glucosa en sangre, que tienen lugar después de una ingesta y éste podría ser uno de los mecanismos a través de los cuales el consumo habitual de pistachos podría disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2” ha explicado Bulló.

La glucemia postprandial, es decir, los niveles de glucosa durante las dos horas posteriores a la ingesta de una comida, es uno de los puntos clave en el buen control de la diabetes, que tradicionalmente se había centrado en la glucemia en ayunas. Por ello, es aconsejable adquirir hábitos saludables que contribuyan a rebajar estos picos de azúcar.

Para Bulló, “en el tratamiento de la diabetes, los pistachos son más eficaces con respecto a los demás frutos secos, debido a su alto contenido en fibra, betacarotenos y procianidinas”; al tiempo que atribuye el efecto a la composición nutricional de este fruto seco. Así, para la experta: “Es un alimento pobre en hidratos de carbono, que cuenta con un elevado contenido en fibra, proteínas, y otras sustancias con potencial capacidad para reducir los incrementos de glucosa en situación postprandial”.

  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Incluir pistachos en una dieta saludable resulta también muy beneficioso para las personas adultas que padecen diabetes tipo 2, según se deriva del estudio realizado por la Dra. Sheila G. West, de la Universidad Estatal de Pennsylvania y publicado por la American Heart Association. La investigación pone de manifiesto que el consumo diario de pistachos (20 % de las calorías totales de la dieta), durante un período de cuatro semanas, puede disminuir la resistencia vascular periférica, tanto durante el reposo como en situaciones de estrés agudo.

En este sentido, para la Dra. Nieves Palacios, jefe del Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Consejo Superior de Deportes (CSD) de Madrid, este estudio corrobora que los pistachos benefician la salud cardiovascular y mejoran la presión sanguínea si se ingieren como parte de una dieta saludable en grupos con alto riesgo, como pueden ser las personas diagnosticadas de diabetes mellitus tipo 2.

  • Podría ayudar a revertir consecuencias metabólicas nocivas de la prediabetes

La investigación realizada por la Dra. Bulló sugiere que, “el consumo regular de este fruto seco tiene importantes efectos en la disminución de la glucosa y de la insulina; y, puede incluso ayudar a revertir algunas consecuencias metabólicas nocivas de la prediabetes”.

  • Disminuye la resistencia a la insulina

En el estudio de la Dra. Bulló se observa que, tras la ingesta de pistachos, no se experimenta un aumento de peso corporal; y, que, en ayunas, los niveles de glucosa y la resistencia a la insulina disminuyen significativamente después de una dieta con pistachos. “Los resultados apuntan que el consumo regular de este fruto seco disminuye la resistencia a la insulina y sugieren, por lo tanto, un papel potencialmente protector frente al desarrollo de la diabetes del tipo 2”, señala la experta.

  • Ayudan a las mujeres con diabetes gestacional a controlar sus niveles de azúcar después de comer

Los resultados del estudio realizado por la Dra. Sheng Ge, responsable del estudio y directora de Nutrición del Sixth People’s Hospital, de la Shanghai Jiao Tong University sobre las alteraciones producidas en la intolerancia de la glucosa durante la gestación (GIGT) o la diabetes mellitus gestacional (GDM), demuestran que ingerirlos puede contribuir a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Los pistachos pueden ayudar a las mujeres con diabetes gestacional a controlar sus niveles de azúcar después de comer”, afirma la Dra. Ge, que añade que "el aumento de azúcar en la sangre durante el embarazo no sólo afecta la salud de la madre, sino que también puede aumentar el riesgo del bebé de desarrollar diabetes".

Por su parte la doctora Zhaoping Li, miembro investigador del estudio y profesora de Medicina, y jefe de la División de Nutrición Clínica en la Universidad de California, Los Ángeles, ha afirmado que "este estudio demuestra que estos frutos secos pueden ser un complemento útil en la dieta para mantener los niveles saludables de azúcar en sangre proporcionando, así, nutrientes esenciales tanto para la madre como para el bebé durante este período".

Estilo de Vida