Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Sufrir insomnio o dormir mal podría incrementar el riesgo de padecer diabetes

Un mal descanso nocturno podría afectar negativamente nuestro metabolismo y repercutir en nuestra salud, según un reciente estudio que señala que el insomnio puede incrementar el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, al aumentar, entre otras cosas, la resistencia a la insulina.

 

Evaluando datos de más de 330000 personas de una edad promedio de 57 años, el estudio trianguló la evidencia a través de la regresión multivariable y la aleatorización mendeliana, incluyendo análisis de sensibilidad sobre los efectos de cinco rasgos diferentes del sueño sobre la hemoglobina glicosilada.

Los resultados revelaron una asociación entre los síntomas de insomnio y unos mayore niveles de hemoglobina glicosilada, que se relaciona con la presencia de diabetes tipo 2. La hemoglobina glicosilada es un parámetro que indica el nivel de glucosa en los últimos meses.

Así las cosas, el trabajo indica que las alteraciones en el sueño, y específicamente la presencia de síntomas de insomnio caracterizados por la dificultad para iniciar o mantener el sueño, pueden elevar la glucosa en sangre incrementando de esta forma el riesgo de sufrir resistencia a la insulina.

Dado que altos niveles de glucosa en el tiempo favorecen la liberación de insulina, incrementando el riesgo de sufrir resistencia a ésta hormona; se sabe que los síntomas propios del insomnio podrían favorecer el desarrollo diabetes tipo 2 en el tiempo.

Por todo esto, este reciente estudio, publicado en la revista Diabetes Care, revela la importancia de desarrollar estrategias que mejoren los hábitos de sueño y que contribuyan a controlar el insomnio, de manera de reducir la hiperglucemia persistente y prevenir la diabetes así como las complicaciones propias de esta enfermedad metabólica.

Estilo de Vida