Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Elaboran el primer protocolo sobre atención y alta a pacientes con diabetes en Urgencias

diabetesurgenciasLa Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), y en concreto el grupo SEMES-Diabetes, ha elaborado el primer Protocolo sobre el manejo al alta desde Urgencias del paciente diabético, que ha contado con el apoyo y el impulso a su difusión de Novo Nordisk.

Según datos de SEMES, los servicios de Urgencias españoles atienden a unos 26 millones de personas al año; y la prevalencia de la diabetes en este colectivo es de entre un 30 y un 40 %, lo que significa que anualmente se registran entre 7,8 y 10 millones de consultas de pacientes con diabetes en Urgencias.

La doctora Esther Álvarez, coordinadora del Grupo SEMES-Diabetes, ha explicado que “raramente la propia diabetes es la causa principal de la consulta en Urgencias. Lo que suele ocurrir es que los pacientes presentan un control inadecuado de su diabetes y ello les provoca complicaciones asociadas, sobre todo cardiovasculares, que son las que motivan su ingreso en Urgencias”.

Las estimaciones de SEMES-Diabetes apuntan a que un 6 % de las hiperglucemias que se tratan en Urgencias corresponden a personas que padecen esta enfermedad pero no han sido diagnosticadas, con lo que tal diagnóstico acaba realizándolo el facultativo de dicho servicio. Datos como estos son los que han impulsado a SEMES-Diabetes a la creación del citado Protocolo sobre el manejo al alta desde Urgencias del paciente diabético, el primero de su clase en el mundo, que ha sido consensuado por los 120 miembros del Grupo, todos ellos médicos de Urgencias repartidos por todo el territorio nacional.

Su objetivo principal -comenta el doctor Rafael Cuervo, coordinador de la elaboración del documento- es mejorar el tratamiento al alta que los médicos de Urgencias prestan a los pacientes con diabetes, facilitándoles el conocimiento y el adecuado manejo de las terapias antidiabéticas. Éstas han evolucionado mucho en los últimos años y son cada vez más completas, pero también más complejas”.

A este respecto, el protocolo incorpora incluso fármacos de última generación como los análogos de GLP-1. Según el doctor Cuervo- “los médicos de Urgencias no estamos, por ahora, tan acostumbrados a pautar, pero que tienen su clara indicación, por lo que su prescripción debe valorarse adecuadamente para aquellos pacientes cuyas circunstancias así lo precisen”.

Por su parte, el doctor Juan J. González Armengol, presidente de la SEMES, ha explicado que “con independencia de la causa de su consulta, los pacientes con diabetes a los que se les da el alta desde Urgencias deben hacerlo con el tratamiento antidiabético correcto, el que les permita mantener o recuperar el control de sus niveles glucémicos para no interferir con la enfermedad por la que acudieron a consulta y mejorar así su pronóstico”.

A tal fin, el protocolo contempla todas las posibilidades con las que se puede encontrar el médico de Urgencias, desde la atención a pacientes con diabetes ya diagnosticada como no conocida, pasando por las diferentes opciones de tratamientos existentes y la posibilidad de iniciarlos -si el diagnóstico se produce en Urgencias-, mantenerlos o modificarlos.

El propio documento especifica que “el paciente diabético al alta desde Urgencias difícilmente va a tener un seguimiento posterior por el médico de Urgencias que le prescribe el tratamiento”. Por ello, destaca como una labor fundamental del facultativo de Urgencias la correcta remisión del paciente al especialista adecuado, sea el médico de atención primaria, el endocrinólogo, el geriatra o el especialista en medicina interna.

El protocolo -concluye el doctor González Armengol- “también concede un papel muy importante a la enfermería, tanto a nivel ambulatorio, en la figura de las educadoras en diabetes, como a nivel intrahospitalario en Urgencias, con la educación de supervivencia para diabetes, en la que deben ser poco a poco formadas las propias enfermeras de estos servicios para ayudar a optimizar los resultados del tratamiento prescrito”.

Instituciones