Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Las complicaciones de la diabetes se reducen hasta en un 35 % en Andalucía

grafica13 redesprofesionales

Andalucía ha registrado un descenso progresivo de las complicaciones asociadas a la diabetes, según el último balance del Plan Integral de Diabetes y del Proceso Asistencial Integrado de Diabetes Mellitus de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta.

Esta disminución ha llegado a cifrarse en un 35 %, en cuanto es el porcentaje en el que se reducen los ingresos de pacientes diabéticos que sufren un ictus o un infarto agudo de miocardio, como las principales complicaciones crónicas.

Asimismo, la mortalidad ha bajado hasta en 5 puntos, con tasas inferiores a la media española, tanto en hombres como en mujeres, invirtiendo la tendencia que venía registrándose desde los años 90, cuando la comunidad autónoma sí se encontraba con indicadores por encima de la media nacional.

Lo mismo ha ocurrido con los años de vida potencialmente perdidos a causa de la enfermedad. En mujeres ha bajado esta cifra en 10 puntos y en hombres hasta en 15 puntos.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado que estos resultados son posibles gracias a las acciones preventivas, diagnósticas, terapéuticas y de cuidados impulsadas desde Andalucía y que han permitido mejorar la supervivencia y la calidad de vida de las personas afectadas en estos últimos años.

Un indicador en el que también se encuentra Andalucía por debajo de la media española es el del número de amputaciones, gracias al mejor control de la enfermedad, a la educación diabetológica y la detección precoz del pie diabético, que contempla la exploración periódica de los pies en las consultas de atención primaria y centros hospitalarios.

Sólo en 2013, han accedido a esta prestación 265.044 pacientes. En esta línea, se han creado los primeros grupos multidisciplinares de atención al pie diabético con alto riesgo de amputación, lo que permite ofrecer una atención más ágil y eficaz.

Otro programa de detección precoz muy importante es el de la retinopatía diabética, una de las principales complicaciones de la diabetes, que de no detectarse a tiempo puede derivar en ceguera. Desde su puesta en marcha en 2005, se han beneficiado 308.048 pacientes, se han realizado 434.242 pruebas y se han detectado precozmente durante este periodo unos 30.000 casos de retinopatía, permitiendo intervenir a tiempo para reducir el riesgo de afectación de la visión.

Para hacer accesible esta prueba diagnóstica, se ha dotado a los centros de salud y servicios de Endocrinología de los hospitales públicos andaluces de retinógrafos digitales, siendo la dotación actual de 156 equipos para el cribado.

Los hospitales de día de diabetes han supuesto otra apuesta por la atención integral y cercana. Desde estos dispositivos asistenciales, presentes en cada provincia, se acerca la atención especializada a la ciudadanía, sin necesidad de ingreso, reduciendo esperas, favoreciendo un mejor seguimiento de la enfermedad y siempre en permanente coordinación con los centros de atención primaria.

Su puesta en funcionamiento ha supuesto reducir en más del 50 % los ingresos por esta patología en Andalucía. Es en estos dispositivos donde se controlan los tratamientos más novedosos para esta enfermedad, los denominados sistemas de infusión subcutánea continua de insulina (bomba de insulina). Con ellos, se libera la dosis de medicamento que necesita cada paciente, otorgándole una mayor autonomía, al reemplazar las tradicionales inyecciones de insulina. La indicación de esta terapia se establece según criterios médicos específicos.

Instituciones