Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

La investigación sobre la diabetes de Bernat Soria, ya se aplica en humanos en Estados Unidos

La investigación a la que el científico y ex-ministro de Sanidad Bernat Soria ha dedicado buena parte de su trayectoria profesional acaba de dar un salto cualitativo. Los trabajos de Soria, que se basan en la conversión de células madre en células beta para que el páncreas segregue insulina y permita curar la diabetes, ya se habían mostrado eficaces en ratones, pero hasta el momento nunca se habían aplicado en humanos.

Esa adaptación práctica a personas con diabetes se realiza ya, y por primera vez, en Estados Unidos, pero aún no se ha introducido en España por razones económicas, según ha explicado el científico.

Unos 40 diabéticos están siendo sometidos en la actualidad en California a un tratamiento que se aplica aún de forma experimental, en lo que se denomina fase 3, y que está basado en los estudios a los que Soria ha dedicado décadas.

Cuenta el diario Levante que el ex-ministro español participó hace algunos meses en el proyecto que lideró el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para el desarrollo de un sistema nacional de salud en Estados Unidos a semejanza del español y que finalmente fracasó.

En Estados Unidos no existe un sistema de protección de la salud como en España, sino que son las aseguradoras privadas las que captan a los pacientes, que son tratados en función de la cobertura que tienen contratada. De hecho según relata Soria, el propio Obama estaba muy concienciando con la puesta en marcha de un sistema de salud como el español porque su madre murió de un cáncer de ovario sin que le suministraran quimioterapia.

Según explica el científico, la última aportación española a sus estudios con células madre, que le han valido el reconocimiento mundial, es de 100.000 euros, mientras que en Estados Unidos asciende a cien millones de dólares.

El exministro defiende la eficacia y la garantía que para el paciente español supone el sistema nacional de salud, que considera entre los mejores del mundo, pero enmarca el hecho de que la investigación biomédica con humanos avance más rápidamente en Estados Unidos en el proceso de fuga de cerebros que se produce en España desde que comenzó la crisis.

Instituciones