Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Condenan en Francia a la farmacéutica Servier por un medicamento para la diabetes que provocó más de 500 muertos

El Tribunal Correccional de París considera responsable a la empresa Servier de los delitos de "homicidios y heridas involuntarios" y "engaño agravado" y le impone una multa de 2,7 millones de euros.

 

La Justicia francesa ha condenado a Servier, el segundo grupo farmacéutico del país, por un medicamento inicialmente concebido para el tratamiento de la diabetes, el Mediator, pero que muchos médicos recetaban como adelgazante y al que se considera responsable de cientos de muertes.

El Tribunal Correccional de París consideró a Servier culpable de estos delitos y le impuso una multa de 2,7 millones de euros.

Para los jueces, el laboratorio no tuvo en cuenta deliberadamente los riesgos que sabía que entrañaba el uso del Mediator, que en Francia se comercializó desde 1976 hasta 2009, un periodo durante el cual lo tomaron unos cinco millones de personas.

Tras la muerte a los 92 años en 2014 del que fue su fundador y responsable ejecutivo, Jacques Servier, su brazo derecho, Jean-Philippe Seta, se sentó en el banquillo durante el juicio que se celebró entre septiembre de 2019 y julio de 2020 como principal persona física acusada.

Aunque durante el proceso Seta alegó que desconocía el peligro del medicamento, el Tribunal Correccional de París no le creyó y le impuso una pena de cuatro años de cárcel exentos de cumplimiento y solo tendrá que ingresar en prisión en caso de reincidencia.

La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento de Francia (ANSM) también fue condenada por el cargo de homicidios y heridas involuntarios por haber fallado en su misión de alerta y de regulación del sector, y tendrá que pagar en total 303.000 euros. A este organismo se le reprocha, en particular, haber tardado en imponer la prohibición del Mediator cuando, como la propia ANSM reconoció en el juicio, desde 1999 disponía de algunos elementos que debería haber tenido en cuenta.

En particular, se tenía constancia de casos de valvulopatías, hipertensión arterial pulmonar y otros efectos secundarios que el fármaco causaba en algunos pacientes.

El hecho es que un año después de su retirada del mercado en Francia, la ANSM calculó que el Mediator había provocado más de 500 muertos.

Ese producto también se utilizó en países como España o Italia, donde había dejado de venderse mucho antes, en 2003 y 2004, respectivamente.

Poco antes de que se hiciera pública la sentencia, el abogado Jean-Christophe Coubris, que representaba a más de 2.500 personas perjudicadas por el Mediator, hizo notar que "ninguna sanción contra el laboratorio Servier será suficientemente fuerte frente a los millones de víctimas".

 

Instituciones