Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

La alerta temprana, clave para el control de la diabetes

alertatempranadiabetesConocer las señales de alerta temprana es clave para monitorear el riesgo que tiene un paciente con diabetes mellitus tipo 2 de padecer lesiones que comprometen su calidad de vida. Para ello, una serie de investigadores han evaluado la capacidad predictiva de diferentes parámetros del comportamiento de la sangre a través de estudios estadísticos.

De esta manera, lograron asociar los valores de viscosidad (fibrinogenemia) de la sangre del paciente con la probabilidad de desarrollar en el futuro lesiones en la retina y en la piel. “La hemorreología es el estudio del flujo de la sangre. Estudiamos el comportamiento de la sangre dentro del vaso sanguíneo teniendo en cuenta ciertas propiedades reológicas. Éstas tienen que ver con cómo se comportan los glóbulos rojos, cómo decantan cuando la circulación se vuelve más lenta, también tienen que ver con la viscosidad del plasma, entre otros elementos”, ha explicado Larisa Carrera, docente e investigadora de la Facultad de Ciencias Médicas.

Poner en evidencia un vínculo estadísticamente significativo entre las características hemorreológicas y el desarrollo de lesiones tiene utilidad clínica. “A un paciente diabético que presenta comprometidos todos estos parámetros, podemos seguirlo más de cerca para intervenir de manera temprana”, ha destacado la especialista.

Los científicos seleccionaron dos parámetros específicos a medir en la sangre para evaluar si tenían un vínculo significativo con daños en la retina y la piel. Así, analizaron muestras de pacientes diabéticos con y sin lesiones para medir la fibrinogenemia (viscosidad de la sangre) y la agregación eritrocitaria (la forma en que decantan los glóbulos rojos).

Se sabe que estos parámetros en los diabéticos se comprometen, lo que no está todavía esclarecido es qué grado de relación tiene este tipo de alteración en el desarrollo de complicaciones clínicas”, ha señalado Carrera.

Investigación