infodiabetico.com - La diabetes aumenta el riesgo de ictus en mujeres, pero no en varones

La diabetes aumenta el riesgo de ictus en mujeres, pero no en varones

ictusmujerLa diabetes incrementa el riesgo sufrir un accidente cerebrovascular –o ictus– en las mujeres. Se trata de una asociación derivada del mal control de los niveles de azúcar en sangre, y que es más acusado en las mujeres mayores de 55 años, según se muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge (Estados Unidos) y publicado en la revista Diabetologia. En el trabajo, sin embargo no se observa una relación entre diabetes e ictus en la población masculina.

En palabras del doctor Wenhui Zhao, director de la investigación, “la razón para esta diferencia en el riesgo cardiovascular entre hombres y mujeres podría explicarse por las divergencias en los niveles de los factores de riesgo, ya que las mujeres con diabetes tienen niveles significativamente más elevados de presión arterial y lípidos que los pacientes varones”.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron la relación entre los niveles de azúcar en sangre –hemoglobina glicosilada (HbA1c)– y el riesgo de accidente cerebrovascular en 19.278 mujeres y 10.876 varones diagnosticados de diabetes tipo 2.

Durante los 6,7 años de seguimiento se produjeron 2.949 ictus. Los resultados mostraron que el mal control de los niveles de azúcar en sangre se asociaba con un incremento significativo del riesgo de padecer un ictus. Pero solo en la población femenina, con un riesgo hasta 1,4 veces mayor en aquellas mujeres mayores de 55 años con niveles de HbA1c superiores al 10 %.

A este respecto, y además de la razón aportada por el doctor Zhao, la diferencia entre sexos observada en los resultados podría obedecer “a un sesgo de tratamiento a favor de los varones. Estudios recientes han mostrado que los hombres con diabetes o enfermedad cardiovascular establecida son más propensos a recibir aspirina, estatinas o antihipertensivos que las mujeres”, apuntan los autores.

Por lo que respecta al mayor riesgo observado en las mujeres más longevas, “los resultados podrían sugerir –concluye el doctor Zhao– que un mal control de la glucosa en sangre resulta más perjudicial en las mujeres de edad avanzada que en las más jóvenes. Una posible explicación puede ser el papel de los estrógenos. Y es que cuando los niveles de estrógenos caen tras el inicio de la menopausia, la incidencia de ictus en las mujeres aumenta”.

Investigación