infodiabetico.com - Desvelan el papel del sistema inmunológico contra la obesidad y la diabetes

Desvelan el papel del sistema inmunológico contra la obesidad y la diabetes

sistemainmunologicoYa no existen dietas, ejercicios físicos y días de pasar hambre en lo referente a la obesidad. Los expertos aseguran que esta enfermedad, que actualmente se ha denominado como epidemia mundial ya que está causando alarmantes índices de enfermedades como diabetes o problemas cardiovasculares, ya tiene un nuevo tratamiento.

La respuesta, según los expertos, podría estar en nuestro sistema inmunológico. Así lo confirman dos estudios independientes que aparecen en la revista Cell, cuyas conclusiones desvelan el importante papel que tiene el sistema inmunológico en la activación de los dos tipos de grasa corporal buena, la llamada grasa marrón y la beige.

Estos dos tipos de grasa son capaces de quemar todas las calorías almacenadas, así como de reducir el peso y mejorar la salud metabólica.

Los hallazgos, subrayan los investigadores, podrían abrir la puerta a nuevos tratamientos para la obesidad y las enfermedades metabólicas relacionadas, como la diabetes, algo que señalan como “muy necesario”.

La teoría en la que se basan es totalmente sorprendente ya que “la idea de que la salud metabólica se puede mejorar mediante la activación de las células inmunes de la grasa es bastante increíble”, explican, dejando claro que este paso podría dar lugar a un tratamiento contra este trastorno.

No es la primera vez que se habla de la grasa marrón como una vía de escape para combatir la obesidad. “La grasa corporal, aunque odiada, es esencial para mantener el equilibrio energético y ayudar a regular la temperatura del cuerpo. Pero no toda la grasa es igual”, explican. “El metabolismo cuenta con dos tipos de tejido graso: un tejido adiposo blanco que almacena calorías extra y el marrón, una grasa buena que quema energía para mantener la temperatura adecuada”, comentan.

Asimismo, se sabe que grandes cantidades de grasa marrón puede proteger a los adultos del frío y se conoce también que la exposición al frío o el ejercicio físico pueden activar la grasa marrón o la beige.

Los expertos descubrieron que la proteína PGC-1alpha4 estimulaba la secreción de una hormona conocida como Metrnl, que se libera en el torrente sanguíneo y se generaba en el tejido muscular después del ejercicio físico y en el tejido adiposo después de la exposición al frío de los ratones.

A medida que la grasa beige se convertía en marrón, la hormona aumentaba el gasto de energía y mejoraba la salud metabólica en ratones diabéticos obesos. “Podría ser adecuada para desarrollar una nueva terapia para el tratamiento de la obesidad y la diabetes: el mecanismo de acción actúa a través de la activación de moléculas inmunes”, han comentado los investigadores.

Investigación