infodiabetico.com - Dos investigadores españoles intervienen en un simposium sobre diabetes celebrado en EEUU

Dos investigadores españoles intervienen en un simposium sobre diabetes celebrado en EEUU

pontevedra-sanDos especialistas en Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario de Pontevedra, Isabel Alonso Troncoso y Alexis Fernández Mariño, participan estos días en San Francisco en el congreso de la Sociedad Americana de Diabetes, el simposio internacional sobre esta enfermedad más importante del mundo, con dos comunicaciones científicas.

En ellas analizan la eficacia de un nuevo fármaco para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en la práctica clínica, a partir de la vigilancia de 102 pacientes durante un año. Observaron una mejoría importante del control de glucemia, riesgo cardiovascular y la reducción de peso. "Los beneficios clínicos publicados son superiores a lo descrito en los ensayos clínicos previos a la comercialización del fármaco y eso lo atribuyen a una correcta selección de los pacientes en base a su propia experiencia clínica como especialistas en diabetes", señalan los especialistas a propósito de los resultados que presentaron en el congreso de la Sociedad Americana de Diabetes, celebrado en la ciudad estadounidense de San Francisco.

Los expertos analizaron el resultado de "un nuevo grupo terapéutico para el paciente diabético tipo 2, los Agonistas de GLP1, en concreto Liraglutida", comercializada como Victoza, que fue lanzado al mercado en el año 2009 y está disponible comercialmente en más de 60 países.

Se destina al paciente adulto, que ha de administrar el fármaco una vez al día mediante inyección subcutánea en el abdomen, parte superior de los brazos o muslos. Los especialistas en diabetes han explicado que "actúa de la misma forma que las incretinas, que son unas hormonas producidas en el intestino, elevando significativamente la cantidad de insulina liberada por el páncreas en respuesta a los alimentos y de este modo contribuye a controlar los niveles de glucosa en sangre".

Tras analizar a más de un centenar de pacientes y seguir su evolución a lo largo de doce meses, Isabel Alonso Troncoso y Alexis Fernández Mariño observaron "una mejoría importante y significativa en el control de la glucemia, del riesgo cardiovascular, así como una reducción de peso media de 7,7 kilogramos", y recuerdan que esta significativa pérdida de peso "no lo ha logrado hasta ahora ninguna otra opción de tratamiento", a pesar de que perder kilos ha de ser uno de los objetivos principales en el tratamiento de los pacientes que padecen diabetes tipo 2.

Investigación