Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Cepillarse la boca tres veces al día aporta un 8 % menos de riesgo de padecer diabetes

La ciencia ha demostrado que si proteges tu boca cuidas a la vez de tu cerebro, tu corazón y hasta de tus pulmones, pero ahora, una nueva investigación dirigida por Tae-Jin Song, del Hospital de Seúl y de la Facultad de Medicina de la Universidad Ewha Womans, de Seúl (Corea del Sur), ha constatado que cepillarse la boca tres veces al día reduce el riesgo de padecer diabetes.

Durante el siglo pasado, esta enfermedad se convirtió en una de las mayores emergencias sanitarias mundiales en los países orientales y occidentales, ya que además de las conocidas complicaciones microvasculares que desencadena, como la nefropatía, la neuropatía y la retinopatía, se ha converyido en una epidemia en expansión por las complicaciones macrovasculares, incluyendo enfermedades de la carótida, cerebrales y de las arterias coronarias y periféricas.

En esta nueva investigación, publicada en la revista Diabetología, los autores analizaron los datos recopilados entre 2003 y 2006 sobre 188.013 sujetos de la Cohorte de Detección de Salud del Sistema Nacional de Seguro de Salud (NHIS-HEALS) en Corea, que incluían información demográfica, antecedentes médicos, indicadores de higiene oral o hallazgos de laboratorio.

Los comportamientos de limpieza bucodental (número de cepillados de dientes, una visita dental por cualquier motivo y limpieza dental profesional) se recopilaron como datos autoinformados de los controles de salud dental. El número de dientes faltantes fue determinado por los dentistas durante el examen.

El estudio encontró que el 17,5 % (alrededor de uno de cada seis) de los sujetos incluidos en la investigación tenían enfermedad periodontal. Después de una media de seguimiento de 10 años, el 16 % de ellas desarrollaron diabetes.

De esta manera, el estudio  asocia el cepillado frecuente de los dientes, 3 veces al día o más, con una disminución del 8 % en el riesgo de desarrollar diabetes.

Un análisis posterior reveló resultados diferentes para adultos de 51 años o menos en comparación con los de 52 años y mayores. Para el grupo más joven, cepillarse los dientes dos veces al día se relacionó con un riesgo reducido de desarrollar diabetes en un 10 %, y tres veces en un 14 %, en comparación con los que solo lo hacían una vez al día o ninguna.

En el grupo de mayor edad, no hubo diferencias en las probabilidades de desarrollar la enfermedad entre los que se cepillaban dos veces al día y los que solo lo hacían una vez o nunca. Sin embargo, usar el cepillo tres o más veces diarias en comparación con una vez o ninguna se asoció con un 7 % de riesgo disminuido.

La enfermedad periodontal pareció tener un efecto más fuerte en los adultos más jóvenes: en el grupo más joven se asoció con un aumento del 14 % en el riesgo de diabetes, mientras que en el grupo de más edad el incremento fue del 6 %. Y para los adultos de 51 años y menores, tener de uno a siete dientes de menos se asoció con un aumento del 16 % en el riesgo de la enfermedad, mientras que para el grupo de más de 52 años o más, la falta de 15 o más piezas tuvo el efecto más fuerte: un 34 % de riesgo aumentado de diabetes.

También hubo diferencias entre hombres y mujeres, con asociaciones más estrechas entre el aumento del cepillado y la reducción del riesgo de diabetes en las mujeres. Para ellas, cepillarse tres veces o más o dos por día se asoció con una reducción del riesgo de desarrollar la enfermedad del 15 % y del 8 %, respectivamente, en comparación con las que lo hacían una vez al día o ninguna. Para ellos, solo hubo una reducción del 5 % en las probabilidades de padecer la enfermedad para los que se cepillaban tres veces o más por día cuando se comparaba con los que lo hacían solo una vez o nunca.

Los autores dicen que este estudio no revela el mecanismo exacto que conecta la higiene bucal con el desarrollo de diabetes, pero explican que "la caries dental, especialmente a medida que empeora, puede contribuir a la inflamación crónica y sistémica, y aumenta la producción y circulación de biomarcadores inflamatorios, que, como estudios anteriores han demostrado, están vinculados a la resistencia a la insulina y al desarrollo de diabetes".

Los autores del trabajo concluyen que "el cepillado frecuente de los dientes puede disminuir el riesgo de diabetes de nueva aparición, y la presencia de enfermedad periodontal y un mayor número de dientes perdidos pueden aumentar las probabilidades de padecerla. En general, mejorar la higiene bucal puede estar asociado con un menor riesgo de aparición de nuevas diabetes de inicio".

Investigación