Descubren que hay dos formas diferentes de diabetes tipo 1

Los niños menores de siete años que padecen diabetes tipo 1 cuentan con una forma diferente o de la enfermedad, si se les compara con los diagnosticados con 13 años o más, según concluye una investigación de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, publicada en la revista Diabetologia, editada por la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

La diabetes tipo 1 aparece cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca las células productoras de insulina en el páncreas, para destruirlas, lo que significa que dejan de regular los niveles de azúcar en la sangre y las personas afectadas por deben inyectarse insulina varias veces al día para suplir esa función.

Los niños mayores de 13 años en el momento del diagnóstico a menudo continúan produciendo insulina normal, por lo que este hallazgo pone en cuestión si las células latentes productoras de insulina podrían revigorizarse para funcionar de manera más efectiva.

El equipo de investigadores le ha puesto nombres a los dos tipos distintos de diabetes tipo 1: diabetes tipo 1 endotipo 1 (T1DE1) para el diagnóstico en los niños más pequeños y la diabetes tipo 1 endotipo 2 (T1DE2) para aquellos que son mayores en el momento del diagnóstico.

Según el profesor Noel Morgan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, “estamos entusiasmados por encontrar evidencia de hay dos tipos distintos de diabetes, y la importancia de este descubrimiento podría ser enorme para ayudarnos a comprender qué causa la enfermedad y el desbloqueo de vías para evitar que las futuras generaciones de niños contraigan diabetes tipo 1". T

El estudio propone que los niños diagnosticados entre las edades de siete y doce años podrían caer en el grupo T1DE 1 o T1DE2, aunque el equipo de investigación ya está trabajando en formas más precisas para definir qué tipo de diabetes tienen estos niños al estudiar las pequeñas cantidades de insulina liberadas en la sangre.

Por su parte, la doctora Elizabeth Robertson, directora de Investigación de Diabetes UK, organismo que ha financiado la investigación, asegura que “la era de poder detener el ataque inmune detrás de la diabetes tipo 1 está al alcance, pero para hacer que los nuevos tratamientos sean lo más efectivos posible, necesitamos realmente enfrentarnos con el complejidad de la condición. Las noticias de hoy nos acercan un paso más a lograrlo”.

Investigación