infodiabetico.com - Demuestran que la proteína BAM1 quema energía, adelgaza y previene la diabetes

Demuestran que la proteína BAM1 quema energía, adelgaza y previene la diabetes

La proteína BAM1, que actúa como un interruptor de energía, podría convertirse en un medicamento eficaz para tratar la obesidad y las enfermedades relacionadas como la diabetes, según demuestra un estudio publicado en la revista EMBO Journal, que concluye que BAM15 difiere de los medicamentos existentes para controlar el peso y que funcionan en gran medida al reducir la cantidad de alimentos que una persona come o las calorías que absorbe su cuerpo.

Por contra, la proteína BAM15 hace que las mitocondrias, las plantas de energía de la célula, sean menos eficientes, por lo que queman más energía. Los investigadores del Centro de Investigación Biomédica Pennington de Baton Rouge (EEUU) creen que BAM15 podría usarse para tratar una serie enfermedades, tales como la diabetes, la enfermedad del hígado graso, o algunas formas de cáncer.

Según ha señalado John Kirwan, autor del estudio, "a pesar de estos datos, solo hay unos pocos medicamentos aprobados para el tratamiento de la obesidad, y las personas que toman estos medicamentos rara vez logran perder peso a largo plazo", a lo que ha añadido que "detener la epidemia de obesidad requiere fármacos nuevos y más efectivos. Esta investigación representa un paso muy prometedor en el proceso de descubrimiento. Esperamos que, en un futuro no muy lejano, BAM15 o compuestos relacionados avancen al desarrollo clínico de medicamentos y se conviertan en una opción de tratamiento para pacientes con obesidad".

Según explica el diario ABC, entre los beneficios de la BAM15, destacan que se reducen los niveles de azúcar en sangre y de insulina, independientemente de la pérdida de peso, y mejora la sensibilidad del músculo esquelético a los efectos de la insulina.

El trabajo muestra por primera vez que los ratones que reciben BAM15 son resistentes al aumento de peso al quemar más calorías que sus contrapartes no tratadas; pero además, se encontraron beneficios como que se reducen los niveles de azúcar en sangre y de insulina, independientemente de la pérdida de peso, y se prodcue una mejora de la sensibilidad del músculo esquelético a los efectos de la insulina, reduciendo la acumulación de grasa al restringir la acumulación de la misma en el hígado, los riñones y la sangre.

Investigación