Desarrollan un medicamento para la diabetes basado en una proteína del hígado

El descubrimiento de cómo funciona una proteína del hígado podría conducir a un medicamento para la diabetes tipo 2 más eficaz, según un estudio dirigido por la Universidad de Melbourne, en Australia, publicado en la revista Science Translational Medicine, que recoge que el equipo investigador encontró que la proteína SMOC1, que es producida naturalmente por el hígado, puede disminuir los niveles de glucosa en sangre.

El equipo investigador encontró que la proteína SMOC1, que es producida naturalmente por el hígado, puede disminuir los niveles de glucosa en sangre, de forma que podría tratar potencialmente a personas con diabetes tipo 2.De esta manera, los investigadores diseñaron una forma duradera de SMOC1 que redujo los niveles de glucosa en sangre en modelos animales diabéticos.

Según ha explicado la Dra. Magdalene Montgomery, autora e investigadora principal de la Universidad de Melbourne, sabíamos que SMOC1 existía, pero se desconocía su función en la regulación de la glucosa en sangre”, tras lo que ha añadido que “descubrimos SMOC1 como una proteína secretada por el hígado cuando los niveles de glucosa en sangre son altos, lo que sugiere que SMOC1 podría desempeñar un papel en el control de la glucosa en sangre. Esto resultó ser cierto”.

Por su parte, el autor principal del estudio, el profesor de la Universidad de Melbourne, Matthew Watt, ha adelantado que el siguiente paso son los ensayos en humanos, que requerirían el compromiso de la industria farmacéutica. En este sentido ha afirmado que “anticipamos, basados en estudios en animales, que SMOC1 sería eficaz en personas con diabetes tipo 2 avanzada y recién diagnosticada”.

Esto supondría, según el investigafor, que teniendo en cuenta la cantidad de personas con diabetes, “el impacto en la reducción de la carga sobre el sistema de atención médica podría ser enorme, incluidas menos visitas al hospital y estancias hospitalarias más cortas”. Además, el profesor Watt ha recordado que los medicamentos actuales presentan una tolerabilidad limitada y efectos secundarios significativos, por lo que considera que este nuevo tratamiento sería único entre los medicamentos conocidos para la diabetes tipo 2, y admite que no sería eficaz para los pacientes con diabetes tipo 1, ya que tienen deficiencia de insulina y esta terapia no soluciona ese problema.

Es probable que el nuevo tratamiento se pueda inyectar una vez a la semana, aunque el equipo estaba trabajando en otros métodos. “El inyectable podría pasar a ensayos en humanos con relativa rapidez con el apoyo adecuado”, asegura el profesor Watt. que ha afirmado que “los enfoques alternativos estarían muy lejos”.

Los investigadores consideran que este medicamento sería único entre los tratamientos conocidos para la diabetes tipo 2, que presentan efectos secundarios y tolerabilidad limitada.

Investigación