Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Un mayor nivel de ejercicio reduce el riesgo de muerte en diabéticos hasta un 32 %

Una investigación presentada en la última reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) ha demostrado que tener una mayor capacidad de ejercicio se asocia con una disminución significativa del riesgo de mortalidad en un 32 % en personas con diabetes tipo 2. El estudio fue realizado por el doctor Yun-Ju Lai y sus colegas del Hospital General de Veteranos de Taichung, en Taiwán, y viene a demostrar que el ejercicio mejora la sensibilidad a la insulina, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular e inhibe las citocinas inflamatorias.

La investigación se basó en datos extraídos de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud (NHIS) y la base de datos de investigación del Seguro Nacional de Salud en Taiwán. El NHIS se ha llevado a cabo cada cuatro años desde 2001 en adelante, y los detalles de las personas que participaron se obtuvieron al inicio del estudio a través de entrevistas cara a cara.

El estudio utilizó información sobre las características de cada participante, incluyendo su estatus socioeconómico, comportamientos de salud y hábitos de ejercicio, obtenida de encuestas realizadas en 2001, 2005, 2009 y 2013.

Los registros de la base de datos de investigación de seguros de 2000-2016, y su estado de salud se siguió hasta el 31 de diciembre de 2016. Finalmente, el equipo realizó análisis estadísticos para evaluar la relación entre la capacidad de ejercicio y la mortalidad por todas las causas, esta última habiendo sido determinada haciendo referencia a la Registro Nacional del Sistema de Defunción en Taiwán.

En el estudio se utilizaron los detalles de 4.859 participantes adultos diabéticos de la encuesta; 2.389 (49 %) eran varones y la edad media era de 59,5 años. Los autores encontraron que aquellos con una mayor capacidad de ejercicio tenían un riesgo significativamente menor de mortalidad por todas las causas en comparación con aquellos que informaron que no tenían hábitos de ejercicio.

Por contra, los individuos que realizaron una cantidad moderada de ejercicio, definido como 0-800 kcal por semana de gasto energético, tuvieron una tasa de mortalidad por todas las causas un 25 % menor, mientras que los participantes que fueron clasificados con un alto nivel de ejercicio, más de 800 kcal por semana de energía gasto, tuvieron un 32 % menos de riesgo de mortalidad por todas las causas.

El equipo de investigadores ha explicado que "entre las personas con diabetes tipo 2, aquellas con mayor capacidad de ejercicio tenían un riesgo significativamente menor de mortalidad por todas las causas. Estudios adicionales deberían investigar el tipo y la dosis de ejercicio que es más útil para promover la salud y prolongar la esperanza de vida".

Investigación