La artritis reumatoide incrementa el riesgo de padecer diabetes

La artritis reumatoide está asociada con un 23 % más de riesgo de padecer diabetes y puede indicar que ambas enfermedades están relacionadas con la respuesta inflamatoria del organismo, según un nuevo estudio presentado en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

La investigación, desarrollada por Zixing Tian y el doctor Adrian Heald, de la Universidad de Manchester, en Reino Unido, concluye que la inflamación se ha convertido en un factor clave en la aparición y progresión de la diabetes, y sugiere que la inflamación sistémica asociada con la artritis reumatoide podría  contribuir al riesgo de que una persona desarrolle diabetes en el futuro.

Los autores y su equipo realizaron una búsqueda exhaustiva en una variedad de bases de datos médicas y científicas hasta el 10 de marzo de 2020, para estudios de cohortes que comparen la incidencia de la diabetes entre las personas con artritis reumatoide con riesgo de diabetes dentro de la población general.

Se realizaron análisis estadísticos para calcular el riesgo relativo, así como para probar un posible sesgo de publicación, en el que el resultado de la investigación influye en la decisión de publicarla.

Los estudios identificados comprendieron un total de 1.629.854 participantes, y la mayoría de ellos se basaron en la población y solo uno en el hospital, pero que no se encontró evidencia de sesgo de publicación en ninguno de ellos.

Los autores encontraron que tener artritis reumatoide se asoció con un 23 % más de probabilidad de desarrollar diabetes, en comparación con el riesgo de diabetes en la población general.

Los investigadores concluyen que “este hallazgo apoya la noción de que las vías inflamatorias están involucradas en la patogenia de la diabetes”, al tiempo que han afirmado que “las personas con artritis reumatoide tengan en cuenta la detección y el control más intensivos de los factores de riesgo de la diabetes. Los agentes que reducen los niveles de marcadores inflamatorios sistémicos pueden tener un papel en la prevención de la diabetes tipo 2. Esto puede implicar centrarse en más de una vía a la vez”.

Investigación