Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

El té verde y el café reducen el riesgo de muerte en los diabéticos

Beber té verde y café en abundancia estaría relacionado con un menor riesgo de morir entre los diabéticos, según una investigación desarrollada por investigadores japoneses y publicada en la revista científica BMJ Open Diabetes Research & Care, que explica que hasta un 63 % de menor riesgo de muerte fue el que tuvieron los participantes en el estudio que bebieron 4 o más tazas diarias de té verde, más 2 o más de café en un período de 5 años.

Algunas investigaciones publicadas anteriormente habían sugerido que beber regularmente estas dos bebidas calientes podía ser beneficioso para la salud debido a los diversos compuestos bioactivos que contienen, aunque no se habían realizado estudios específicos en personas con diabetes.

Los autores de este estudio hicieron un seguimiento de la salud de 4.923 japoneses (2.790 hombres, 2.133 mujeres) con una media de edad de 66 años y con diabetes de tipo 2 durante 5 años. Cada uno de ellos rellenó un cuestionario sobre alimentación en el que se incluían preguntas acerca de cuánto té verde y café bebía todos los días.

El resultado de las encuestas fue que 607 de los participantes no tomaban té verde, 1.143 bebían una taza al día, 1.384 tomaban de 2 a 3 tazas y 1.784 ingerían 4 tazas o más. Cerca de 1.000 (994) de los participantes no bebían café, 1.306 tomaban menos de una taza al día, 963 consumían una taza cada día, mientras que 1.660 bebían dos o más tazas diariamente.

Durante el período de seguimiento murieron 309 personas (218 hombres, 91 mujeres), y las principales causas de muerte fueron el cáncer (114) y las enfermedades cardiovasculares (76).

En comparación con los que no consumían ninguna de las dos bebidas, los que bebían una o ambas tenían menores probabilidades de morir por cualquier causa, y cuanto más tomaban de estas dos bebidas, menores probabilidades de fallecimiento.

Entre los bebedores de café, hasta una taza diaria se asoció con un 12 % de probabilidades más bajas; mientras que una taza al día se asoció con un 19 % de probabilidades más bajas. Y 2 o más tazas se asociaron con un 41 % menos de probabilidades. El riesgo de muerte era aún menor para aquellos que bebían tanto té verde como café todos los días: 51 % más bajo para 2-3 tazas de té verde más 2 o más de café; 58 % más bajo para 4 o más tazas de té verde más 1 taza de café todos los días; y 63 % más bajo para una combinación de 4 o más tazas de té verde y 2 o más tazas de café todos los días.

El té verde contiene varios compuestos antioxidantes y antiinflamatorios, incluyendo fenoles y teanina, así como cafeína. El café también contiene numerosos componentes bioactivos, incluyendo fenoles. Además de sus efectos potencialmente dañinos sobre el sistema circulatorio, se cree que la cafeína altera la producción de insulina y la sensibilidad.

Investigación