Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Las hipoglucemias graves podrían afectar al cerebro de los diabéticos

Las XIII Jornadas organizadas por la Asociación Catalana de Diabetes y la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, que se celebran estos días, estarían explorando la posibilidad de que las hipoglucemias graves puedan afectar al cerebro de las personas con diabetes. En este sentido, esta asociación ha informado de que las bajadas graves y repetidas de azúcar en sangre que a veces sufren los diabéticos, podrían derivar en problemas cerebrales muy severos, disfunciones en la capacidad de procesar información o demencia.

El miembro del comité organizador de las jornadas, el Dr. Wilfredo Ricart, ha explicado que cada vez hay más pruebas que demuestran que el desarrollo cerebral y su funcionalidad están sujetas al entorno biológico.

Ricart ha afirmado que los pacientes con diabetes tipo 1 o 2 pueden presentar un entorno gravemente alterado por la hipoglucemia, la hiperglucemia o por una inflamación crónica, que puede comportar lesiones vasculares y degeneración celular. Estas afectaciones, según el doctor, se pueden concretar clínicamente en diversas alteraciones neuropsiquiátricas, en accidentes vasculares o en el deterioro cognitivo, lo cual puede ser peligroso para la funcionalidad cerebral y la supervivencia de las personas.

Por otra parte, la Asociación Catalana de Diabetes ha comunicado que la obesidad también puede afectar a la salud del cerebro. Esta enfermedad, relacionada con el desarrollo de la diabetes tipo 2, está asociada a cambios en la composición de la microbiota intestinal, con una disminución en la diversidad y un exceso de determinados microorganismos, según la organización.

Como consecuencia de la relación entre intestino y cerebro, la entidad ha aclarado que la microbiota tiene que ver en la regulación emocional, el control de la ansiedad y las funciones cognitivas, y que puede desembocar en afectaciones como el Parkinson o el Alzheimer.

Investigación