Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Finerenone reduce el riesgo cardiovascular en pacientes con diabetes y enfermedad renal crónica

Bayer ha presentado resultados del estudio Fidelio-DKD, en el que se evalúa el efecto de finerenone en pacientes con enfermedad renal crónica y diabetes, que han certificado que el fármaco reduce los riesgos en estos pacientes, ralentizando la progresión de la enfermedad renal crónica en comparación con pacientes con placebo.

Se trata de un dato es especialmente importante para los pacientes con esta afección, ya que según ha subrayado Richard Nkulikiyinka, director del Área Terapéutica de Desarrollo Clínico en Nefrología, Cardiología de Bayer, 4 de cada 10 pacientes con diabetes desarrollarán enfermedad renal crónica, y aquellos pacientes que la padecen, tienen tres veces más posibilidades de fallecer por las complicaciones derivadas de la diabetes, por lo que se torna tan importante ofrecer nuevas alternativas terapéuticas.

Por su parte, Kerry Willis, Chief Scientific Officer de la Fundación Nacional del Riñón de Estados Unidos, ha afirmado que por fin se están logrando grandes avances en esta enfermedad que afecta a varios millones de personas a nivel mundial. Además, subrayó, que la conjunción de diabetes tipo 2 y la enfermedad renal crónica, deriva casi inevitablemente en fallo renal o diálisis; y más allá, pueden surgir complicaciones graves de índole cardiovascular como ataques cardiacos.

Willis ha instado a mejorar las labores de diagnóstico ya que, ahora que se cuenta con una opción de tratamiento más ventajosa, se podría mejorar notablemente el pronóstico de estos pacientes. Para lograrlo, la experta ha señalado que desde su organización están trabajando para recopilar datos desde diversas entidades que ayuden a mejorar el abordaje en estos pacientes y contribuyan también en el desarrollo de nuevos tratamientos.

Los datos de Fidelio-DKD reflejan que finerenone redujo significativamente el riesgo de la variable principal compuesta de tiempo hasta la insuficiencia renal; en concreto se logró una disminución sostenida de la tasa de filtración glomerular menor o igual al 40 % desde el inicio durante un periodo de cuatro semanas. También decreció el riesgo de muerte por fallo renal en 18 %, durante una mediana de duración de seguimiento de 2,6 años, al añadirlo a la dosis máxima de la terapia establecida en las guías de tratamiento.

Este trabajo es el primer gran estudio contemporáneo que muestra resultados positivos en pacientes con enfermedad renal crónica y diabetes tipo 2 que cumple un criterio de valoración principal compuesto que consiste exclusivamente en resultados específicos del riñón. Estos resultados forman parte del mayor programa de ensayos clínicos en Fase III realizado hasta la fecha en estas enfermedades, y han sido publicados por la revista New England Journal of Medicine.

Estos objetivos primarios se cumplieron en todos los subgrupos y la eficacia del tratamiento se mantuvo durante los meses que duró el estudio. Asimismo, los datos reflejan que finerenone redujo significativamente el riesgo en el objetivo secundario, relacionado con el tiempo de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no mortal, accidente cerebrovascular no fatal, o ingreso por fallo cardiaco en un 14 %, comparándolo con los participantes del estudio que recibieron placebo.

En ambos grupos, los pacientes recibieron el standard of care, incluyendo terapias para reducir el nivel de glucosa en sangre, terapia de bloqueo del sistema renina-angiotensina.

Otro ensayo en marcha con similares características denominado Figaro-DKD y orientado a fases más tempranas de la enfermedad ha demostrado que si realmente queremos impactar en la enfermedad, tenemos que empezar pronto, y que las cualidades de bloquear la inflamación y fibrosis, podrían sacar todavía más partido interviniendo en fases tempranas.

Investigación