Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Algunos tumores malignos son hasta dos veces más habituales en los diabéticos

Durante años, los científicos han estado tratando de resolver un misterio médico, que no es otro que ¿por qué las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar algunas formas de cáncer?.... Ahora un grupo de investigadores ha descubierto que el ADN sufre más daño y se repara con menos frecuencia cuando los niveles de azúcar en la sangre son altos, en comparación con cuando el nivel de azúcar en la sangre está en un nivel normal y saludable.

De esta manera, algunos tumores malignos son más frecuentes en pacientes con diabetes, como sería el caso del cáncer de hígado, páncreas y endometrio;  siendo hasta dos veces más habituales en diabéticos. Además de estos, hay un porcentaje de un 20 % a un 50 % más alto de posibilidades de sufrir cáncer de colon, de mama, o de vejiga para aquellas personas que son diabéticas.

Además, la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer tienen factores comunes de riesgo como la edad, con la que aumenta el riesgo de ambas patologías; el sexo, siendo más frecuentes entre hombres; el sobrepeso y la obesidad; el sedentarismo; fumar; o el consumo de bebidas alcohólicas.

Los expertos han subrayado en este sentido que ciertos receptores moleculares de insulina tienen la capacidad de desarrollar células cancerosas y el avance de la metástasis, de forma que se conoce que las células tumorales tienen una mayor dependencia de la glucosa de la sangre, como fuente de energía que las células sanas.

Según los expertos, la alimentación, incluir en la dieta menos carne roja, abundantes piezas de fruta, así como verdura y cereales, protegerán a los pacientes tanto del cáncer como de la diabetes tipo 2; y por otra parte, también resulta recomendable la práctica de actividad física, de forma que realizar ejercicio de forma moderada, unas 5 veces por semana, puede disminuir el riesgo de padecer estas enfermedades entre un 25 y 35 %, especialmente los tumores que se originan en la mama, colon y endometrio.

Investigación