Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Descubren que los suplementos de vitamina D podrían frenar la diabetes

Un estudio publicado en la revista European Journal of Endocronology ha comprobado que los suplementos de vitamina D pueden tener un efecto retardante en el avance de la diabetes de pacientes recién diagnosticados con la enfermedad.

 

En el contexto de la pandemia del Covid-19 numerosos estudios han constatado que la vitamina D es un micronutriente eficaz como tratamiento frente a la enfermedad, ya que la mayoría de pacientes infectados por el virus presentan deficiencia de esta vitamina, por lo que algunos expertos recomiendan aumentar sus niveles como medida de protección.

De esta manera, el estudio sugiere que los suplementos con altas dosis de vitamina D pueden ayudar a mejorar el metabolismo de la glucosa, de forma que será beneficioso para prevenir el desarrollo y la progresión de la diabetes tipo 2 en pacientes.

Existen varios factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2, como la obesidad o antecedentes familiares vinculados a la enfermedad, sin embargo, los niveles bajos de vitamina D podrían significar una nueva causa importante en la progresión de este modelo de diabetes, surgiendo diversas dudas sobre la eficacia de los suplementos de esta vitamina para frenar el avance de la diabetes.

Numerosos estudios previos no habían conseguido vincular la suplementación de este micronutriente con una mejoría real de la enfermedad, sin embargo, este nuevo estudio realizado por la Université Laval en Quebec (Cánada) partía con el objetivo de conocer los efectos que provocan los suplementos de vitamina D en el metabolismo de la glucosa; especialmente en pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2 o con riesgo de experimentar la enfermedad.

Durante el trabajo de investigación, los autores midieron los niveles de insulina y glucosa antes y después de seis meses de administración de suplementos de vitamina D, y los participantes recibieron dosis altas de este micronutriente, entre 5 y 10 veces por encima de la dosis recomendada.

Una vez finalizado el estudio, los investigadores comprobaron que los suplementos de vitamina D provocaron mejoras sustanciales en la acción de la insulina sobre el tejido muscular de los participantes, si bien, antes del comienzo de la investigación, solo el 46 % de los voluntarios contaba con deficiencia de vitamina D en el organismo.

Así las cosas, la doctora Claudia Gagnon, una de las responsables del estudio ha explicado que «no está clara la razón por la que observamos mejoras en el metabolismo de la glucosa después de la suplementación con vitamina D en personas con alto riesgo de diabetes o con diabetes recién diagnosticada, mientras que otros estudios no demostraron un efecto en personas con diabetes tipo 2 de larga evolución. Podría deberse al hecho de que las mejoras en la función metabólica son más difíciles de detectar en las personas con enfermedad a más largo plazo o que se necesita un tiempo de tratamiento más prolongado para ver los beneficios».

En este sentido, la doctora Gagnon ha sugerido que los estudios a realizar en un futuro deberían analizar la relación entre factores clínicos o genéticos de forma individual, con el objetivo de comprender el efecto de los suplementos de vitamina D en pacientes diabéticos.

«La diabetes tipo 2 y la prediabetes son un problema de salud pública cada vez mayor y aunque nuestros resultados son prometedores, se requieren estudios adicionales para confirmar nuestros hallazgos e identificar si algunas personas pueden beneficiarse más de esta intervención y para evaluar la seguridad de una dosis alta de suplementos de vitamina D a largo plazo. Hasta entonces sugeriría que se sigan las recomendaciones actuales de suplementos de vitamina D», ha concluido la experta.

Investigación