Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Demuestran que la Vitamina C reduce la presión arterial en personas con diabetes

Un estudio realizado por la Universidad de Deakin ha revelado que tomar 500 mg de vitamina C dos veces al día sirve para ayudar a las personas con diabetes tipo 2 a reducir los niveles elevados de azúcar en sangre durante el día y minimizar los picos en este contexto.

 

La investigación, publicada en la revista Diabetes, obesidad y metabolismo, ha evidenciado además que la Vitamina C baja la presión arterial en personas con diabetes tipo 2, lo que sugiere beneficios para la salud cardiovascular.

Según ha explicado Glenn Wadley, investigador principal del estudio, “descubrimos que los participantes tuvieron una caída significativa del 36 % en el pico de azúcar en la sangre después de las comidas, lo que significa que pasan casi tres horas menos por día viviendo en un estado de hiperglucemia", a lo que añadió que «se trata de una noticia extremadamente positiva ya que la hiperglucemia es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular en personas que viven con diabetes tipo 2».

Además, este estudio ha evidenciado que la proporción de personas con hipertensión se redujo a la mitad después de tomar las cápsulas de Vitamina C, de manera que la dosis de vitamina C utilizada durante la investigación fue aproximadamente 10 veces la ingesta dietética normal, al tiempo que está disponible en la mayoría de tiendas naturales.

En este sentido, Wadley ha afirmado que «las propiedades antioxidantes de la vitamina C pueden ayudar a contrarrestar los altos niveles de radicales libres que se encuentran en las personas con diabetes, y es alentador ver que esto beneficia a una serie de comorbilidades comunes de la enfermedad, como la presión arterial alta».

Este estudio ha evidenciado la necesidad de encontrar otras formas para ayudar a las personas con esta enfermedad a reducir la incidencia y la gravedad de las complicaciones diabéticas. En este sentido, según el autor, «para las personas que viven con diabetes tipo 2, la vitamina C podría ser una terapia potencialmente barata; conveniente y efectiva, que se utiliza además de sus tratamientos antidiabéticos habituales para mejorar el control glucémico»,.

Esta investigación, que ha sido financiada por una subvención otorgada por el Fideicomiso de Investigación de Diabetes Australia, ha servido para descubrir que la vitamina C sirve para frenar los radicales libres y mejorar la eliminación de la glucosa en sangre en personas con diabetes tipo 2, lo que se debe a las propiedades antioxidantes conocidas de esta vitamina, que sirven para mejorar la capacidad del músculo y eliminar el gasto energético que intervienen con las acciones de la insulina.

Investigación