Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Cuando el peso al nacer se convierte en factor de riesgo para padecer diabetes de adulto

Una investigación publicada en la revista BMJ Open Diabetes Research & Care ha establecido que pesar 2,5 kilos o más al nacer está muy relacionado con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta.

 

De esta manera, pesar de más a la hora del nacimiento, se asocia con niveles circulantes más bajos de factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1), una hormona similar a la insulina que afecta el crecimiento infantil y el metabolismo energético en adultos.

Para confirmar si podría haber alguna asociación entre los niveles de IGF-1 circulante en adultos, el peso al nacer y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, los investigadores se basaron en datos de 112.736 mujeres y 68.354 hombres que participaron en el estudio del Biobanco del Reino Unido, que reclutó a participantes de 37 a 73 años entre 2006 y 2010.

El estudio rastrea el impacto potencial de los factores genéticos y del estilo de vida en una amplia gama de enfermedades comunes de la mediana edad y la vejez, y en el momento del reclutamiento, los participantes proporcionaron detalles sociales y demográficos, así como información sobre su dieta habitual, estilo de vida taes como el estado de tabaquismo, consumo de alcohol, duración del sueño o actividad física habitual, y factores de la vida temprana, tales como el peso al nacer o el tabaquismo materno, además del historial médico.

También proporcionaron muestras de sangre, orina y saliva y se midieron su altura, peso, índice de masa corporal (IMC), circunferencias corporales (cintura, cadera y extremidades) y el grosor de los pliegues cutáneos.

De esta manera, se analizó la sangre para detectar IGF-1, colesterol, triglicéridos y un indicador de inflamación, proteína C reactiva, y se dispuso de medidas repetidas de IGF-1 de 17.699 participantes.

La información sobre el desarrollo de diabetes tipo 2 se obtuvo a partir de autoinformes, registros hospitalarios y certificados de defunción, dando como resultado que durante un período de seguimiento promedio de casi 10 años, 3.299 personas desarrollaron diabetes tipo 2.

Los participantes con niveles más bajos de IGF-1 tendían a ser mayores y más propensos a vivir en un área desfavorecida, al tiempo que eran más propensos a tener factores de riesgo clínicos y de estilo de vida de diabetes.

Así las cosas, surgió una clara asociación inversa entre los niveles de IGF-1 y la diabetes tipo 2, y era que cuanto menor era el nivel de IGF-1, mayor era el riesgo de diabetes tipo 2, aunque el peso al nacer alteró significativamente esta asociación solo para aquellos cuyo peso era de 2,5 kg o más al nacer, y solo en los hombres.

Investigación