Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Tomar carne roja en exceso podría ser un factor desencadenante de la diabetes

Se sabe que la ingesta regular y masiva de grasas saturadas puede derivar en graves problemas de diabetes, del corazón e incluso cáncer, aunque es complicado de controlar en el día a día,al existir factores externos que pueden llevarnos a tener una dieta alta en grasas... En este sentido, la carne roja es un alimento que puede ser beneficioso para nuestra salud, o todo lo contrario.

 

Numerosos estudios han concluido que el consumo diario de carne roja está directamente relacionado con sufrir diabetes, ya que este alimento contiene una sustancia química vinculada con dificultades en el flujo sanguíneo. Denominada por los especialistas como TMAO, esta sustancia química es una de las causas principales para sufrir enfermedades cardiovasculares, por lo que si aumentamos el consumo de alimentos que nos originan un incremento de la producción de esta sustancia, tendremos en nuestro organismo un desequilibrio de los valores naturales.

Por otra parte, la gran cantidad de grasas que contienen las carnes rojas hacen que sea preferible incorporar proteínas en nuestra dieta por medio de carnes blancas o pescados, a pesar de que este alimento rico en proteínas, vitaminas y antioxidantes, tomado en cantidades medidas, puede ser beneficioso para nuestro salud.

Además, en su composición tiene una gran cantidad de hierro y vitamina B12, esta última relacionada con la producción de glóbulos rojos y parte fundamental de nuestro sistema neurológico.

A pesar de todos estos estudios y la cantidad de palabras técnicas que puedan aparecer, lo que parece claro es que si se sigue una dieta equilibrada y saludable no habrá problemas en el futuro, y el punto clave a la hora de prevenir enfermedades de cualquier tipo, pasa por tener conciencia de lo que comemos y cómo y cuándo lo hacemos.

Por otro lado, también es importante tener en cuenta el ritmo de vida y la actividad física que se haya incorporado a la dieta diaria, ya que uno de los factores de riesgo más comunes a la hora de sufrir diabetes es la obesidad... y es que el peso y la cantidad de grasa que acumulemos en nuestro organismo va a ser determinante a la hora de prevenir enfermedades.

Los expertos han concluido que tener un mayor índice de grasa abdominal es consecuencia directa ara padecer diabetes tipo 2, y esto se debe a que vamos a sufrir una resistencia mayor a la insulina, por lo que el control del peso, la alimentación y la actividad diaria que realicemos es una parte fundamental a la hora de concretar y tratar esta enfermedad.

Investigación