Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Los análisis de glucosa permiten calcular el riesgo cardiovascular en personas sin diabetes

La primera causa de muerte en todo el mundo se deben a problemas cardiovasculares, sin embargo, un nuevo descubrimiento podría cambiar esta situación, ya que, tras numerosas investigaciones, se ha podido comprobar que un análisis de glucosa muestra el riesgo cardiovascular en personas sin diabetes.

 

Se trata de un gran avance para la salud mundial, según han reconocido desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), para quien los problemas cardiovasculares como hipertensión, insuficiencia cardiaca o enfermedad vascular están detrás de un tercio de los fallecimientos.

Ante esta situación, es clave encontrar herramientas que permitan detectar dichos problemas cardiovasculares antes de que se manifiesten. De esta manera, los expertos sanitarios destacan la importancia de la prevención ante este tipo de problemas que ponen es riesgo nuestra salud, indicando para ello tres pilares básicos: abandono del tabaco, dieta sana y actividad física.

Según cálculos de la Fundación Española del Corazón y la Federación Mundial del Corazón, si esto se llevara a cabo se evitarían hasta la cuarta parte de las muertes, con lo cual destacan que para evitar este tipo de problemas cardiovasculares, es necesario poner en práctica este estilo de vida saludable, que conseguría una gran barrera de contención para la aterosclerosis, que es la causante de los infartos.

La detección precoz es también muy importante en este aspecto, ya que cambia el pronóstico radicalmente. Además, es un valor importante para mejorar la cantidad y calidad de años de vida de la población.

Desde el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) han señalado que la hemoglobina glicosilada en personas no diabéticas ayuda a identificar a las que tienen más aterosclerosis, asociada a los problemas cardiovasculares. Es decir, sirve para calcular el grado de aterosclerosis subclínica (que aún no ha dado ningún síntoma) de alguien.

Investigación