Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Las personas que consumen dos raciones enteras de fruta al día, tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes

Un nuevo estudio ha revelado que las personas que consumen dos raciones de fruta al día, tienen un 36 % menos de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que las que consumen menos de media ración.

 

Los resultados del estudio, publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, de la Sociedad Endocrina americana, indican que una dieta y un estilo de vida saludables que incluyan el consumo de frutas enteras, es una gran estrategia para reducir el riesgo de diabetes.

Según ha explicado la autora del estudio, la doctora Nicola Bondonno, del Instituto de Investigación Nutricional de la Universidad Edith Cowan de Perth (Australia), "descubrimos que las personas que consumían alrededor de dos raciones de fruta al día tenían un riesgo un 36 % menor de desarrollar diabetes de tipo 2 en los cinco años siguientes que las que consumían menos de media ración de fruta al día", y ha añadido que "sin embargo, no observamos los mismos patrones para el zumo de frutas".

Los investigadores estudiaron los datos de 7.675 participantes del Estudio Australiano sobre Diabetes, Obesidad y Estilo de Vida del Instituto Baker del Corazón y la Diabetes que proporcionaron información sobre su consumo de frutas y zumos de frutas a través de un cuestionario de frecuencia de alimentos, y descubrieron que los participantes que comían más frutas enteras tenían un 36 % menos de probabilidades de tener diabetes a los cinco años.

Además, hallaron una asociación entre la ingesta de fruta y los marcadores de sensibilidad a la insulina, lo que significa que las personas que consumían más fruta tenían que producir menos insulina para reducir sus niveles de glucosa en sangre. "Esto es importante porque los niveles elevados de insulina circulante (hiperinsulinemia) pueden dañar los vasos sanguíneos y están relacionados no sólo con la diabetes, sino también con la hipertensión arterial, la obesidad y las enfermedades cardíacas", ha destacado Bondonno.

Investigación