Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Identifican un aumento de casos de diabetes tipo 2 en niños, debido a la pandemia

Las medidas de distanciamiento social podrían haber limitado la actividad física regular en niños y, por lo tanto, contribuido al aumento de peso, además de impedir que los padres les hayan llevado a las consultas médicas rutinarias, lo que puede haber incidido en el aumento de los casos de diabetes tipo 2 entre los más pequeños.

 

Nuevos datos presentados en una reciente sesión virtual por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) muestran que la incidencia de la diabetes tipo 2 en los niños aumentó significativamente durante el pico de la pandemia Covid-19, con más pacientes pediátricos hospitalizados de marzo a diciembre de 2020, en comparación con el mismo período de tiempo en 2019.

A pesar de la falta de datos exhaustivos sobre la incidencia o la gravedad de la diabetes tipo 2 de nueva aparición en la población pediátrica durante la pandemia, se sospecha que las medidas de distanciamiento social pueden haber impedido que los niños hayan mantenido una actividad física regular y contribuido al aumento de peso, además de que los padres no hayan podido llevarles a las consultas médicas rutinarias, todo lo cual podría haber conducido a un aumento de esta patología, según los investigadores.

A ello se suman otros factores como el aumento del tiempo frente a la pantalla y otros comportamientos sedentarios, además de alteraciones del sueño y un aumento de la ingesta de alimentos procesados.

El estudio comparó el número y la agudeza de las hospitalizaciones en el Our Lady of the Lake Children´s Hospital en Baton Rouge, LA. por diabetes tipo 2 en niños durante el período de marzo a diciembre de 2019 y el mismo en 2020. En 2019, la tasa de hospitalización por diabetes tipo 2 de nueva aparición fue del 0,27 % (8 casos de 2964 hospitalizaciones) en comparación con el 0,62 % (17 de 2729) en 2020.

Los niños ingresados ​​en el hospital en 2020 tenían diabetes más grave con niveles más altos de glucosa en sangre, A1C más alto (un marcador de azúcar en sangre durante tres meses) e indicadores más altos de deshidratación en comparación con los niños ingresados ​​en 2019.

Además, en 2020 se incrementó el número de niños que presentaron afecciones graves que generalmente requieren ingreso a la unidad de cuidados intensivos en comparación con 2019, como cetoacidosis diabética (ocho frente a tres) y síndrome hiperglucémico hiperosmolar (dos frente a cero). En total, 23 de los 25 niños eran afroamericanos y 19 niños eran varones.

Según ha indicado el doctor Daniel S. Hsia, profesor asociado en Pennington Biomedical Research Center en Baton Rouge, LA, y autor principal del estudio, "si bien nuestro estudio examinó las admisiones hospitalarias por diabetes tipo 2 en niños en un centro, los resultados pueden ser un microcosmos de lo que está sucediendo en otros hospitales infantiles en todo el país", a lo que ha añadido que "desafortunadamente, Covid-19 alteró nuestras vidas más de lo que pensamos. Nuestro estudio refuerza la importancia de mantener un estilo de vida saludable para los niños, incluso en circunstancias tan difíciles".

Investigación