Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Alerta entre los diabéticos: un nuevo efecto secundario de la COVID-19 aumenta los casos de altos niveles de azúcar

Un nuevo estudio italiano ha encontrado que aproximadamente la mitad de los pacientes ingresados ​​en el hospital por COVID-19 durante el inicio de la pandemia sufrían nuevos casos de hiperglucemia o niveles altos de azúcar en sangre.

 

El estudio detalla que alrededor del 46 % de los pacientes sufrían una nueva hiperglucemia, y si bien la mayoría de los casos se resolvieron, alrededor del 35 % de los pacientes con hiperglucemia reciente permanecieron así al menos seis meses después de la infección.

El estudio evaluó la salud de 551 personas ingresadas en un hospital en Italia desde marzo hasta mayo de 2020, un período de seguimiento que se extendió hasta seis meses después del ingreso hospitalario.

Para obtener más información, a todos los pacientes se les colocó un sensor de glucosa en el momento del ingreso. Con el transcurso del tiempo, los investigadores detectaron muchas anomalías en el control metabólico de la glucosa en los pacientes hiperglucémicos, y también encontraron que los pacientes hiperglucémicos tenían niveles hormonales anormales.

Si bien las anomalías glucometabólicas disminuyeron con el tiempo en algunos pacientes, en particular después de la infección por COVID-19, otras se mantuvieron, y muchos pacientes tenían niveles de glucosa posprandial (después de comer) más altos y hormonas pancreáticas anormales en el período posterior al COVID-19.

El placebo también infuye en cómo procesas lo que comes, ya que se eleva la glucosa si crees que comiste más azúcar.

De esta manera, cuando se considera cuántos pacientes han sido hospitalizados con COVID-19 y continúan en todo el mundo, es posible que veamos un gran aumento en la población diabética, según los autores del estudio.

Investigación