Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Descubren que una enzima presente en los diabéticos sería la culpable de un desarrollo grave de la infección por Covid-19

Diferentes estudios reflejan una mayor predisposición de las personas con diabetes a desarrollar una Covid-19 grave, de forma que el coronavirus produce mayor inflamación en el cuerpo de pacientes con diabetes y mayores complicaciones en la ciruclación. Sin embargo, aunque se conocía que la diabetes era un factor de riesgo, no se sabía el porqué hasta ahora.

 

Un estudio de la Universidad de Michigan ha encontrado que el culpable de que se produzcan complicaciones por la infección Covid en diabéticos se debe a una enzima llamada SETDB2, que se encuentra principalmente en personas con diabetes y que cuando disminuye, produce una mayor inflamación, que agrava la Covid-19.

Según la investigación, aquellas células inmunes involucradas en la respuesta inflamatoria sufrían una disminucion de esta enzima que más tarde también se trasladaba a la sangre de las personas con diabetes que ya contaban con una Covid-19 grave.

Con los resultados de este estudio, los investigadores descubrieron que es posible alcanzar una solución terapéutica centrada en las personas con diabetes.

Según antiguos hallazgos, el interferón, una citocina importante para la inmunidad viral, aumentó la SETDB2 en respuesta a la cicatrización de heridas. En el nuevo estudio, encontraron que el suero sanguíneo de pacientes en la UCI con diabetes y Covid-19 grave, tenía niveles reducidos de interferón beta en comparación con los pacientes sin diabetes.

Según ha explicado Katherine Gallagher, investigadora del Departamentos de Cirugía y Microbiología e Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, “el interferón se ha estudiado durante toda la pandemia como una terapia potencial, con esfuerzos que van y vienen entre tratar de aumentar o disminuir los niveles de interferón”, al tiempo que detallaba que "mi sensación es que su eficacia como terapia dependerá tanto del paciente como del momento".

Durante las pruebas buscaron qué regulador maestro controla la SETDB2 y que a su vez controla muchas cicotinas inflamatorias que aummentan con Covid-19. En este sentido, la doctora ha afirmado que "mirando en sentido ascendente a lo que controla SETDB2, el interferón está en el extremo superior, con JaK1 y STAT3 en el medio. El interferón aumenta ambos, lo que aumenta SETDB2 en una especie de cascada".

De esta manera, si se desarrolla el tratamiento y se trabaja con el interferón, principalmente al comienzo de la infección, se podría mejorar en "una gran diferencia" el pronóstico de las personas con diabetes.

Investigación