Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Investigadores de Estados Unidos desarrollan un dispositivo que mejora el control del índice glucémico en los diabéticos

Investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP), en Estados Unidos, han demostrado que un dispositivo experimental puede mejorar el control de la glucemia en pacientes con problemas de salud que desarrollaron diabetes después de que se les extirpara el páncreas para tratar su hiperinsulinismo.

 

En su investigación, publicada en la revista Diabetes Care, el dispositivo, conocido como páncreas biónico bihormonal (BHBP) ayudó a los pacientes de hiperinsulinismo (HI) con diabetes a mantener estables sus niveles de glucosa durante el periodo de estudio, mediante una combinación de monitorización continua de la glucosa, dos bombas hormonales y un algoritmo.

Según ha explicado Diva D. De León-Crutchlow, jefa de la División de Endocrinología y Diabetes de este hospital, «el control de los niveles de glucosa en los pacientes con HI y diabetes pospancreatectomía es extremadamente difícil porque tienen insulina residual muy desregulada. Por lo que a menudo fluctúan entre niveles bajos y altos de azúcar en sangre».

 El HI congénito es un trastorno genético en el que las células del páncreas, llamadas células beta, segregan demasiada insulina. Dado que la insulina ayuda a transportar la glucosa de la sangre a las células, el exceso de insulina provoca un nivel bajo de azúcar en la sangre, o hipoglucemia, una situación peligrosa que puede provocar convulsiones, daños cerebrales y posiblemente la muerte, y que provoca una diabetes pospancreatectomía (DPP) y una producción desregulada de glucagón, una hormona formada en el páncreas que promueve la descomposición del glucógeno en glucosa en el hígado.

En la actualidad, el tratamiento del IH tras la extirpación del páncreas consiste en esperar hasta que la hipoglucemia asociada a la IH se convierta en hiperglucemia debido a la falta de insulina, momento en el que los pacientes pueden ser tratados con pequeñas cantidades de insulina, cuyos niveles deben ser calculados por un cuidador.

Sin embargo, ese enfoque implica un retraso en la atención, y dados los vaivenes entre la hipo e hiperglucemia, el cálculo adecuado de la dosis y el tiempo puede ser estresante para las familias, y en su lugar, los investigadores del CHOP, y la Universidad de Boston investigaron el uso del páncreas biónico bihormonal (BHBP) en pacientes con IH.

De este modo, el tratamiento puede producirse antes y administrarse más rápidamente. El BHBP funciona administrando de forma autónoma insulina y glucagón en función de los niveles de glucosa en plasma detectados por un monitor continuo de glucosa (CGM); un algoritmo calcula la dosis exacta en función de las mediciones del CGM.

Los investigadores inscribieron a 10 pacientes con HI y DDPP que pasaron dos periodos de tres noches cada uno utilizando dos métodos de control de la glucosa en sangre: un periodo utilizando su propia bomba de insulina y otro utilizando el BHBP. Las diferencias entre los dos periodos no fueron grandes debido al pequeño tamaño de la muestra.

Los resultados mostraron una tendencia hacia una mejora general del control de la glucemia en el periodo de BHBP, en relación con el periodo en el que los pacientes utilizaron sus propias bombas de insulina.

Los pacientes del estudio tenían distintos niveles de control de sus niveles de glucosa en sangre al inicio del estudio, pero todos ellos fueron capaces de mantener sus niveles en el rango adecuado durante el periodo de BHBP.

Ninguno de los pacientes experimentó una hipoglucemia grave durante el periodo de BHBP. Según ha explicado la doctora De León-Crutchlow, «dados los prometedores resultados de este estudio piloto, deberían realizarse estudios más amplios y prolongados utilizando el nuevo dispositivo BHBP en esta población para establecer los beneficios y riesgos a largo plazo del BHBP».

Investigación