Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Relacionan la resistencia a la insulina y la diabetes con la diversidad microbiana intestinal

Las diferencias en la composición del microbioma intestinal con el estado de la diabetes tipo 2 pueden comprender vías sobre cómo la dieta y otros factores ambientales afectan el desarrollo de la resistencia a la insulina y la diabetes.

 

De esta manera, los pacientes con diabetes tipo 2 tendrían una diversidad general de composición del microbioma intestinal más baja que las personas sanas, según un equipo internacional multidisciplinario de científicos del Centro Médico de la Universidad Erasmus (Rotterdam, Países Bajos), que examinó las asociaciones de la composición del microbioma intestinal con la resistencia a la insulina y la diabetes en un entorno poblacional grande, controlando varios factores sociodemográficos y de estilo de vida.

El equipo llevó a cabo un análisis transversal que incluyó a 2.166 participantes de dos cohortes prospectivas basadas en la población holandesa. Los investigadores utilizaron un kit de aislamiento automático de ADN en heces para aislar el ADN bacteriano. Las regiones hipervariables V3 y V4 del gen bacteriano del ARN ribosómico 16S se amplificaron y secuenciaron en la plataforma MiSeq.

La insulina sérica se midió mediante tecnología de inmunoensayo de electroquimioluminiscencia, para posteriormente, medir los niveles de glucosa mediante resonancia magnética nuclear de hidrógeno 1, mientras que la insulina sérica se midió en un sistema Architect.

Posteriormente se examinaron las asociaciones entre la diversidad α, la diversidad β y los taxones con la evaluación del modelo homeostático de resistencia a la insulina (HOMA-IR) y con la diabetes tipo 2.

Los investigadores informaron que el índice de Shannon del microbioma más bajo y la riqueza se asociaron con un HOMA-IR más alto, y los pacientes con diabetes tipo 2 tenían una riqueza menor que los participantes sin diabetes. L

Un total de 12 grupos de bacterias se asociaron con HOMA-IR o diabetes tipo 2, al tiempo que hubo cinco taxones cuya mayor abundancia se relacionó con una menor prevalencia de diabetes: Clostridiaceae 1, Peptostreptococcaceae, Clostridium sensu stricto 1, Intestinibacter y Romboutsia. Además, encontraron  siete taxones cuya mayor abundancia se asoció con menor HOMA-IR incluyendo Christensenellaceae y Marvinbryantia.

Los autores concluyeron que una mayor diversidad α del microbioma, junto con más bacterias intestinales productoras de butirato, se asociaban con menos diabetes tipo 2 y con una menor resistencia a la insulina entre las personas sin diabetes.

Estos hallazgos, que han sido publicados en la revista JAMA Network Open, podrían ayudar a proporcionar información sobre la etiología, la patogenia y el tratamiento de la diabetes tipo 2. 

Investigación